16
Sep 15
Compartir

Ahorrar-en-transporte

Uno de los propósitos que muchos nos hacemos tras la vuelta a la rutina después de las vacaciones, es el de ahorrar en transporte en nuestros recorridos diarios entre nuestra casa y el trabajo, centro de estudios o cualquier otro que hagamos de forma rutinaria. Es una buena idea, ya que a poco que consigamos una mejora, seguro que podemos reducir la partida de transporte en el presupuesto del hogar.

A continuación, te proponemos 19 trucos y consejos para ahorrar en transporte:

Ahorrar en transporte si viajas en coche propio

1 Comparte: coche, garaje, carsharing

Muchas veces el ahorro en transporte está delante de nosotros y no nos habíamos dado cuenta. Por ejemplo, compartiendo coche con compañeros de trabajo o del centro de estudios, o con vecinos o amigos que tengan necesidades para moverse similares a las nuestras. Además de acudir a nuestro entorno social más cercano, podemos recurrir a servicios como el de BlaBlaCar, que conecta a conductores con otros viajeros sin vehículo para ocupar el máximo de plazas y que así salgan ganando todos.

Otra opción para ahorrar es compartir la plaza de garaje, por ejemplo, si eres de las personas que trabaja todo el día y la tiene vacía durante la jornada laboral. También está la opción del carsharing, que permite alquilar un coche por horas pagando sólo una pequeña cantidad por el tiempo que se usa.

2 No le pises más de la cuenta

El acelerador hay que pisarlo lo justo para que la conducción sea eficiente y se evite el despilfarro por un alto consumo de combustible. Si se conduce con un poco de atención, usando los sistemas con los que cuentan  algunos vehículos para mantener una velocidad constante, y se evitan carreteras que exijan circular en marchas cortas, es posible ajustar el consumo lo suficiente como para ahorrar “un pico” al año.

3 Ajusta tus horarios para evitar atascos

Evitar los atascos ayuda a ahorrar en gastos de transporte porque es más eficiente hacer el trayecto del tirón, que frenando y acelerando en marchas cortas todo el rato. La diferencia puede ser de varios puntos de consumo, lo que significa que el gasto podría ser de hasta el doble o más.

4 Usa apps que te ayuden con la ruta y el tráfico

Hay aplicaciones para tu smartphone que te ayudan a calcular la mejor ruta para llegar a tu destino. Son ejemplos Google Maps, Mapas de Apple y Waze, ofreciendo esta última el valor añadido de poder contar con las opiniones de los usuarios en tiempo real mientras viajan por carretera.

5 Calcula tú la ruta óptima

Es posible que el GPS o una app de mapas te lleve siempre por una ruta que pueda parecer óptima, pero debes saber que no siempre aciertan y puede que omitan alguna vía o atajo que te podría ayudar a ahorrar algo de tiempo o dinero. Por eso debes revisar diferentes opciones de ruta tú mismo, observando directamente el mapa y teniendo en cuenta otros factores como el tráfico, el tipo de carretera, etc.

6 Saca del coche los elementos superfluos

Cuanto más cargado circula un coche o si llevamos instalados elementos como una baca portaequipajes o portaesquís cuando no se necesita, los gastos asociados a su uso se incrementan considerablemente. Eliminando el peso extra y desinstalando accesorios innecesarios, podemos bajar el consumo de combustible y el desgaste excesivo de elementos como las pastillas de freno o las ruedas, que sufrirán más al costarle más frenar.

7 Optimiza el repostaje

Si eres de los que espera a última hora para repostar, tendrás menos opciones para elegir en qué estación de servicio quieres llenar el depósito y, por tanto, puede que pagues más por el combustible. Si te anticipas y repostas antes de llegar al volumen de reserva, tienes tiempo para elegir el mejor momento y la gasolinera que mejor te conviene.

8 Utiliza medios de pago

Algunas entidades financieras ofrecen descuentos por pagar el combustible con tarjetas bancarias, como la Tarjeta Repsol BBVA, descuento que acumulado a lo largo del año puede servir para ahorrar un pellizco. Basta con llevarla encima y pagar con ella cuando se vaya a repostar.

9 Aprovecha los programas de fidelización

Muchas estaciones de servicio cuentan con acuerdos con terceras compañías para ofrecer bonificaciones en programas de fidelización a sus clientes. Por ejemplo, hay quien por cada repostaje ofrece descuentos en la cesta de la compra, o millas en programas de viajeros frecuentes de avión, etc.

Ahorrar si viajas en medios de transporte públicos

Si eres de los que se mueve en transporte público y no dispones de vehículo propio (si necesitas un poco de ayuda para hacerte con uno de ellos, echa un vistazo aquí), también puedes ahorrar y no tienes por qué renunciar a pagar menos:

10 Usa las tarjetas y abonos de transporte

Los abonos y tarjetas de transporte suelen ser la mejor opción para los viajeros frecuentes, que realizan desplazamientos todos los días o varios a la semana. Con ellos, además, normalmente es posible combinar diferentes medios de transporte pagando únicamente un billete, por lo que la diferencia entre pagar por separado o a través de un abono, puede ser realmente importante.

11 Pregunta a otras personas

Muchas veces nos parece que la mejor ruta de transporte público es la que va directa desde el origen hasta el destino, pero a veces hay otra manera más barata para viajar, cambiando de medio o de ruta y sin que el aumento del tiempo del trayecto sea un problema.

12 Trabaja mientras viajas

Cuando toca hacer desplazamientos largos, de una hora o más, hay personas que buscan medios de transporte que sean cómodos para trabajar durante el trayecto. Bien como un complemento al trabajo principal o bien como actividad secundaria, trabajar mientras se usa el transporte público no evita gastos pero sí aumenta los ingresos, lo que incrementa la renta disponible.

13 Paga a través de tu empresa

Si trabajas y en tu empresa te ofrecen un sistema de compensación flexible, debes saber que al contratar el abono de transporte a través de él te permitirá conseguir un doble ahorro fiscal: directo (por el ahorro de la retención del IRPF); e indirecto (por minorar la base imponible en el impuesto sobre la renta).

14 Ahorra con el Carnet Joven y la Tarjeta de Estudiante

Los estudiantes y jóvenes viajan con descuento en muchos medios de transporte, por lo que conviene llevar siempre encima alguna tarjeta acreditativa para poder justificar esta condición cuando se viaja, además de revisar si en las tarifas se contempla algún tipo de descuento para estos colectivos.

15 Utiliza los descuentos de familia numerosa

Los miembros de familias numerosas de tipo especial o general tienen descuentos a la hora de contratar billetes o abonos en medios de transporte. El descuento depende del medio y del tipo de familia numerosa reconocido:

Ahorrar en transporte familia numerosa

16 Pregunta en las redes sociales

Además de las apps que ayudan a optimizar la ocupación de los vehículos en los que queda alguna plaza libre para viajar, como BlaBlaCar, las redes sociales pueden ser buenas aliadas para encontrar una alternativa al transporte público, con forma de coche particular de un contacto.

17 Anticípate

En algunos medios de transporte es importante comprar los billetes con anticipación para poder optar a los precios más baratos. Si no se compran los billetes a tiempo, se puede pagar un sobrecoste importante, que puede suponer multiplicar varias veces el precio del billete.

18 Busca descuentos en la red

Muchas veces, las compañías de transporte lanzan campañas en la red y ofrecen cupones para viajar más barato. Para localizarlos puede bastar una simple búsqueda en Google y un poco de habilidad para filtrar los resultados.

19 Usa los programas afiliación

Muchas empresas ofrecen programas de afiliación con descuento asociados cuando se contratan sus servicios. Por ejemplo, cuando se contrata alguna tarjeta de crédito, por ser alumno de un centro de estudios, por ser empleado de una compañía, entre otras. Estar atento a estos descuentos puede ayudar a ahorrar en transporte.

Imagen | iStock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons