26
jul 16
Compartir

Planes de pensiones (4)

Gastar menos no significa vivir peor y puede asegurarnos un buen futuro. ¿Cómo? Con pequeños gestos diarios que, unidos a nuestra rutina, pasarán completamente desapercibidos para nosotros, ¡pero no para nuestro bolsillo! Desde BBVA hemos hecho una selección de consejos que no cuestan nada pero suman mucho.

  1. Bebe menos café. No sólo lo notarás en tu cartera, tu salud también te agradecerá esa dosis de cafeína que restas. Los médicos recomiendan beber sólo un café diario.
  2. ¿Sabías que los domingos muchos museos son gratis y el cine entre semana puede ser  más barato? Tan sólo tienes que organizar así tus planes sociales para que te queden unos eurillos que podrás destinar a otras cosas.
  3. Deja de fumar. Lo hemos oído mil veces, pero éste sea quizá uno de los ahorros más gratificantes. ¡Te sentirás bien dando a tu cuerpo el cuidado que se merece y además sentirás que recibes una propina por ello!
  4. Deja el coche en casa y opta por caminar. De nuevo, este consejo ayuda tanto a tu salud como a tu bolsillo. Sin olvidarnos del respiro que damos al medio ambiente dejando de “ahumarlo” con tanto tubo de escape y CO2.
  5. Reutiliza botellas como floreros. Ha sido tu cumpleaños, han tenido un detalle contigo en el trabajo o simplemente has decidido exponer en tu mesa las flores de tu jardín. Sea como sea necesitas un florero, ¿por qué no usar una de esas botellas de cristal que todos tenemos por casa?  Aprovechas algo que tienes ocupando espacio en tu estantería y das un toque vintage a tu salón. ¡Todo ventajas!

¿Y cómo puedes calcular el dinero que no te estás gastando? Simple, con una calculadora en la que introduzcas el concepto en el que quieres ahorrar, la cantidad y el tiempo en el que se produce ese gesto. Veámoslo con un ejemplo: supongamos que decides dejar de desayunar fuera de casa (2€ aproximadamente) todos los días durante cuatro semanas; ¡ahorrarías unos 56€ al mes!

¿Aún no sabes en qué emplear esos ahorrillos? ¿Por qué no los aportas a tu plan de pensiones y te labras una jubilación tranquila? Puedes hacerlo de manera puntual o periódica. La aportación puntual es la más conveniente cuando recibes un beneficio con el que no contabas o un pago esporádico, como que te concedan una beca o te ingresen la paga extra de verano. La aportación periódica, por su parte, consiste en ingresar pequeñas cantidades mes a mes; sólo hay que dejarlo programado y olvidarse. En este caso tu ahorro crecerá “sin pausa pero sin prisa”.

¿Aún no tienes un plan de pensiones? Puedes simular cómo sería antes de contratarlo, haciendo estimaciones sobre las aportaciones y el ahorro fiscal con los que podrías acompañar tu jubilación.

 
¡Ya no te quedan excusas para ahorrar un poquito día a día! Y tú, ¿qué trucos utilizas para sacarte unos eurillos extra?

Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons