01
Sep 16
Compartir

El mes de septiembre ya ha empezado. Para muchos, la primera asociación que les viene a la mente es la vuelta al cole. No en vano son mayoría las familias que ya han comenzado a preparar todo lo que sus hijos necesitan: libros, zapatos, material escolar, mochilas y un largo etcétera.

Gastos y más gastos que suponen que muchas familias tengan que hacer encaje de bolillos para costearlos. Por ello, para conseguir ahorrar con la vuelta a la rutina diaria y aprovechar cada céntimo que tengas, os proponemos 9 tips para que la cuesta de septiembre sea más llevadera. No obstante, como muchos de ellos son ineludibles, recuerda que siempre te puedes apoyar en tu tarjeta de crédito para afrontarlos con flexibilidad.

1. Planifica un presupuesto

Si no quieres gastar de forma abusiva, es imprescindible realizar una lista con todo aquello que realmente necesitas comprar. Con la lista en la mano de lo que se precisa, puedes comparar los precios antes de comprar. Requiere tiempo, pero si quieres gastar menos de lo previsto,  no te tires al ruedo sin más y planifica un presupuesto que deberás cumplir.

2. Más online que nunca

Pese a que un gran porcentaje de la población hará sus compras en grandes superficies, cabe destacar que el comercio online ocupa cada vez un lugar mayor en la campaña de la vuelta al cole. Si no tenemos mucho tiempo, es la mejor oportunidad para buscar, comparar y comprar desde cualquier lugar y a cualquier hora. También es una buena idea sumarse a grupos de compra por si puedes conseguir algún descuento.

3. Haz inventario del material antiguo

Seguro que tus hijos querrán estrenar estuche con cientos de bolígrafos y pinturas nuevas, cuadernos ambientados en sus dibujos favoritos, etcétera, pero no puedes caer preso de ellos por muchos ojitos que te pongan. Antes de ir a comprar los extras que un niño necesita (reglas, gomas de borrar, lápiz, etc.), debes echar un vistazo a lo que tienes de otros años. Seguro que muchas cosas se encuentran en buen estado y pueden seguir aprovechándose un año más.

Si sois muchos en la familia,  siempre es recomendable adquirir los packs con descuentos que ofrecen muchos comercios en esta época. Si no, compra solo lo necesario para el trimestre. En ocasiones, los packs no suponen un ahorro, arrastrándonos a un consumo excesivo.

4. Ir a comprar sin los niños

Los más pequeños se sienten muy atraídos por las marcas, por lo que se anuncia en la televisión o por lo que llevan sus amigos. Por eso, si no quieres lloros innecesarios o terminar comprando de más, lo recomendable es ir a comprar el material escolar sin ellos.

5. Reutiliza libros

Los libros para el curso escolar es la partida donde más dinero del presupuesto se puede llegar a gastar. Por eso, es donde más hincapié hay que hacer para conseguir ahorrar. Si el material didáctico no ha sido modificado, recurre a libros que hayan utilizado los hermanos, amigos y otros compañeros del colegio. Si vas al colegio, seguro que encontrarás algún anuncio en el que se ofrecen libros de segunda mano a un precio inferior.

Sea como fuere, no caigas en el error de ir a comprar directamente el material didáctico a la librería de debajo de casa. Es esencial dedicarle algo de tiempo para buscar y comparar. Asimismo, en bibliotecas, librerías y otros centros de segunda mano (Truequebook.es, Bolsadelibros.es o Donaz.es), encontrarás ofertas de libros o incluso podrás intercambiar los que tienes por los del nuevo curso.

6. Compartir vehículo

Si el colegio está lejos como para ir andando, el transporte puede suponer un gasto relevante. Si no queda otra que ir en coche, puedes hablar con los padres que vivan en un radio cercano y hacer turnos o compartir coche para llevar a los niños. Si vives cerca del centro, recuerda que no hay gasolina más barata que la energía de un niño caminando por las mañanas.

7. Solicita becas y ayudas

Infórmate de las diferentes becas y ayudas que existan tanto en tu ciudad como autonomía o a nivel estatal. Normalmente no se solicitan o se piden con el pensamiento de que no las van a conceder. No obstante, no echándola es como nunca se opta a ninguna. Empieza ojeando las becas que el Ministerio de Educación pone a nuestra disposición. Sea el dinero que sea, supondrá una ayuda extra para material, libros, comedor o transporte.

8. Ahorra con el uniforme o la ropa

El uniforme es una oportunidad para ahorrar dinero en ropa durante el curso escolar. Un punto a favor del uniforme es que hay que comprar un número menor de prendas, al no ser necesaria la variedad que se lleva en la ropa de calle y no pasar de moda. Además, suelen venir reforzados, por lo que son ideales para las actividades y juegos del día a día de los más pequeños.

Para ahorrar al comprar uniformes, la primera opción es barajar si se puede reutilizar alguna prenda. Por ejemplo, se puede acudir a familiares o amigos que tengan hijos con tallas parecidas y que ya no vayan a usarlas. Infórmate si es obligatorio el uso del uniforme oficial o no. Sea como fuere, todos los centros suelen tener una lista de comercios de referencia donde se pueden adquirir las prendas. No obstante, no olvides que pueden existir otros centros “no oficiales” en las que este tipo de ropa pueda estar también a la venta.

Si por el contrario no usa uniforme, se deben aprovechar los packs y descuentos de la vuelta al cole. Tiendas como C&A o Primark ofrecen prendas de vestir que cumplen la regla de las “3 B”: “buenas, bonitas y baratas”. Es tontería buscar una calidad altísima en la ropa, ya que seguro que no le valga ni la mitad de las cosas el año que viene. Además, no debe dar apuro charlar con los amigos y preguntarles si tienen ropa de hijos mayores, por si no les importa desprenderse de ella.

9. Actividades extraescolares

Inglés, dibujo, yudo, fútbol, natación… La jornada de los niños no acaba con el fin del colegio. Son muchos los pequeños que por la tarde continúan formándose o disfrutando de algún deporte. Para conseguir ahorrar algo en este tipo de actividades extraescolares, es recomendable echar un vistazo a lo que el propio colegio oferta, puesto que suelen conseguir costes más baratos que redundan en clases más económicas que las que publicitan las academias o clubes privados.

Tacita a tacita, y euro a euro, conseguirás que este septiembre no sea tan “sangrante” como se presenta.

Imagen | iStock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons