29
abr 16
Compartir

dedo

Para muchos el momento más feliz de su vida. Quieres que todo salga perfecto, que te acompañen todos tus amigos, familiares y cómo no; impresionarlos. Como en todos los eventos tienes que tomar decisiones: elegir el menú de la ceremonia, el vestido (eso no puede faltar), la decoración, el transporte y el destino de tu luna de miel. Muchos gastos, ¿verdad? A continuación te damos algunos tips para que tengas la boda de tus sueños con el presupuesto del que dispones.

Recuerda que eres tú quien se casa

Muchas veces nos dejamos llevar por la opinión de todo el que nos rodea, lo que les gustaría a ellos que tuviera la ceremonia o cómo les apetece que sea la celebración. ¡Error! Tu boda tiene que reflejar tu personalidad. Es muy importante realizar la lista de invitados en relación a tu presupuesto y tener en cuenta que muchas veces los compromisos nos traen de cabeza.

El lugar de la ceremonia

Con jardín, en la playa, en la montaña o incluso en el bar de la esquina de tu casa. Hay gustos y presupuestos de todo tipo. Ya sabes que en el punto medio está la virtud. Te recomendamos que elijas un menú que combine carne y pescado, así nunca fallarás. Es importante tener en cuenta el presupuesto inicial que habíamos destinado para la ceremonia y no ir aumentándolo poco a poco.

Si quieres recortar tus gastos hay detalles que puedes obviar: tabaco gratis para los invitados, decoración excesiva en las mesas, zapatillas cómodas para las mujeres invitadas…

Las luces pueden ser la mejor decoración

La iluminación es uno de los factores que debes tener en cuenta en tu boda, aunque la mayoría de veces sea en lo último en lo que pensamos. Las luces crean un ambiente cálido en el banquete. Hay de muchos tipos: decorativa, focal (a la hora de crear puntos de atención), matizada (se suele utilizar en las mesas) y creativa (la de la pista de baile).

No intentes llamar la atención de otra forma: centros de flores por todos lados, decoración excesiva en las sillas, un ramo demasiado grande… ¡esto va engrosando poco a poco tu presupuesto! Recuerda que menos es más y esto también afecta a tu bolsillo.

El vestido: el elemento clave

La mayoría de veces para ahorrar es necesario organizar la boda con tiempo. En esto influye también el vestido de la novia y el traje del novio, aunque sobre todo en el de ella. Recuerda que hay centenar de sitios en tu ciudad para alquilar estos trajes, que por lo general sólo te vas a poner una vez en la vida. Si quieres comprarlo también cuentas con la opción de los vestidos de 2ª mano, la mayoría de veces son de desfiles de pasarela del año anterior y ni se han estrenado. Ten en cuenta que nadie notará de qué temporada es.

Cómo ves, tú decides el presupuesto que quieres gastarte en tu boda, ya sabes que nosotros te ayudamos a financiarla siempre que lo necesites. Además,es probable que de después de la boda comience vuestra  convivencia, ¿ya habéis elegido la casa? con nuestro simulador puedes calcular cómo quedaría la hipoteca.

¡Qué vivan los novios!


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons