22
Abr 15
Compartir

En la actualidad, la mayoría de los sistemas de calefacción central en España son una importante causa de derroche de energía. Lo peor de todo es que, aun así, muchas de las viviendas  de estas comunidades no llegan a conseguir la temperatura deseada. Si sois de los que están hartos de pasar calor en invierno y, encima, pagáis de más, o pasáis un frío polar en un ático al mismo precio que el vecino del primero que vive a 23 grados, estáis de enhorabuena.

El Parlamento Europeo dictó en 2012 una directiva de eficiencia energética (2012/27/UE, de 25 de octubre) que obligará a todos los edificios que poseen instalaciones de climatización central a instalar contadores de consumo individuales. Con esta nueva normativa se pretende repartir el gasto centralizado de manera que cada propietario pague sólo la energía que en realidad ha gastado. El Real Decreto que transpone esta directiva, cuya fecha prevista era junio de 2014, todavía no ha sido promulgado, pero lo será en breve.

Los datos oficiales muestran que, en España, hay casi dos millones de hogares con sistemas de calefacción central. Para cumplir con esta normativa, estas comunidades de vecinos necesitarán modificar sus instalaciones antes del 31 de diciembre de 2016. Si no lo hacen,  tendrán que afrontar sanciones de hasta 10.000 euros. Asimismo, está previsto que las comunidades de propietarios puedan facturar a los propietarios que se nieguen a adaptarse a la nueva norma el consumo máximo en función de los metros cuadrados de su casa.

Como es lógico, quedan fuera de la norma comunitaria los edificios en los que no procede, porque no compensa, instalar medidores individuales, como pueden ser los edificios de las Islas Canarias o el sur de la Península, donde en los meses de invierno no bajan demasiado las temperaturas y hay pocas comunidades con calefacción central.

La manera más sencilla de cumplir la normativa es que cada propietario ponga un contador, pero esto sólo es técnicamente posible en las calefacciones dispuestas en anillo, pero más de un millón de hogares españoles cuentan con instalaciones dispuestas en columna. En columna significa que los radiadores de los distintos pisos están unidos entre sí de arriba a abajo;  este sistema  requiere  de la instalación de un aparato  en cada radiador y de una unidad que centraliza las lecturas.

Todo esto, ¿cuánto me va a costar?

Como es lógico, esta adaptación tiene un coste. Estamos hablando de entre 700 y 1.000 euros por vivienda, dependiendo del número de hogares de la comunidad, la zona climática, etc. Esto equivale a un año de calefacción para un piso antiguo en una zona bastante fría. Eso sí,  con este nuevo sistema se puede ahorrar entre un 20 y un 30 por ciento de la energía que antes se consumía, con lo que la inversión se amortizaría en unos  5 años.

¡Ojo! Si cada vecino puede ajustar la temperatura de su casa abriendo y cerrando las válvulas, la presión del agua en las tuberías va a sufrir frecuentes variaciones. Por este motivo, habría cambiar estas bombas por otras de velocidad variable; éstas consumen entre 3 y 8 veces menos energía y hacen menos ruido pero, por supuesto, supone un gasto más para cumplir la nueva directiva.

Algunas comunidades autónomas  han anunciado ya algunos programas de ayuda:

  • Andalucía: esta comunidad cubre el 20 por ciento de la inversión si supera los 3.000 euros por vivienda.
  • Asturias: las subvenciones cubren el 35 por ciento del costo y hasta el 50 por ciento si se mejora la accesibilidad del edificio.
  • Comunidad de Madrid: entre 10 y 17 euros por radiador en el que se instale un repartidor de costes y una válvula termostática. Las peticiones se realizan a través de la empresa ISTA. El presupuesto en 2014 fue de 3 millones de euros.
  • Navarra: entre el 20 y el 40 por ciento del coste, según la renta familiar y siempre que se cumplan los requisitos de rehabilitación protegida.
  • País Vasco: cubren hasta el 20 por ciento del coste de instalación.

¡Un saludo!

Artículos relacionados:

5 respuestas a “Calefacción central: en 2017 sólo pagaremos lo que consumamos”

  1. Maria Pilar dice:

    En mi edificio han puesto contador en las calefacciones centrales (no puedo encenderla ni un dia). Ahor hay dias que esta a 12 grados la casa. En el resto de mi barrio aun no lo han puesto y creo que no lo van a poner. Vivo de alquiler y en mi contrato ponia “calefacción central” sin avisarme de este cambio

  2. ignacio garcia lara dice:

    Mi comunidad tiene calefaccion central con reparto de modo de anillo y ya dispone de contadores individuales que tarifan por horas de consumo….por lo tanto entiendo que ya cumpliria con la nueva normativa. ¿estoy en lo cierto?

    • BBVA Responde dice:

      Hola Ignacio, las calefacciones dispuestas en modo anillo y en las que cada vecino dispone de un contador, cumplen con la normativa. No obstante, conviene que consultes con tu ayuntamiento para que os puedan confirmar vuestro caso particular. Un saludo.

  3. Angel Mart. dice:

    Referente a este artículo: “Calefacción central: en 2017 sólo pagaremos lo que consumamos” de fecha 22-04-215 se indica que en algunas comunidades autónomas han anunciado programas de ayuda, concretamente en el País Vasco. ¿Saben o conocen a que organismo he de dirigirme para solicitarla?
    Gracias y un cordial saludo,
    Ángel Martínez

    • BBVA Responde dice:

      Hola Angel, es conveniente que consultes con tu ayuntamiento para que te informen de las condiciones de los programas de ayuda. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons