12
Ene 16
Compartir

Mejorar laboralmente en 2016

Al comienzo de cada nuevo año, mucha gente se plantea mejorar en diversos aspectos de su vida, y el empleo es uno de los más prioritarios. A la hora de decidirse por alcanzar un empleo concreto o, simplemente, encontrar uno, hay diversos aspectos que deben valorarse.

Piensa en ti

Medita qué es lo que consideras realmente “mejorar en el empleo”. Si no lo tienes piensa a cuál quieres acceder, a cuál crees que puedes, qué podrías hacer para lograrlo y qué personas o entidades pueden ayudarte; por ejemplo, la iniciativa Yo Soy Empleo, de BBVA, ya ha conseguido la creación de más de 10.000 empleos ;).

Si lo tienes y aún no tienes definido qué es lo que buscas, piensa en los pros y los contras de trabajar en diferentes puestos en los que crees que encajarías. Valora cuáles son tus puntos fuertes y explótalos. Haz un repaso a qué aspectos podrías mejorar y ponte a ello.

Reflexiona sobre los errores y fracasos que hayas podido tener a lo largo de tu carrera y saca aprendizajes de ellos, son, quizá, los mejores profesores que puedes tener.

Pensar en ti supone pensar en tu familia. La conciliación es una clave para alcanzar una verdadera mejora profesional. Todos sabemos que no es lo mismo la vida en pareja que la vida con hijos o la vida con otros compromisos familiares. No lo olvides y procura encontrar las mejores soluciones para tu caso.

Piensa dónde quieres vivir. Vivir en una ciudad y trabajar en otra tiene sus ventajas y desventajas. Puede ser recomendable cuando somos capaces de sacar partido a todas las ventajas y minimizar el impacto de las desventajas.

Piensa en la empresa para la que quieres trabajar

Valora qué  puedes aportar a la empresa para la que quieres trabajar. Será una de las preguntas que probablemente te hagan en la entrevista de trabajo, y medita qué empleo querrías para aportar lo mejor de ti.

Una vez tengas claro por qué eres interesante para esa empresa, planifica un itinerario para llevar tus mejores cualidades al servicio de la empresa.

Valora a los compañeros, los que tienes en tu actual empleo y los que tendrías en la empresa para la que aspiras trabajar. Tanto unos como otros serán indispensables en ese trayecto y habrás de generar la relación más constructiva.

Pregúntate por aquello de lo que careces y necesita el empleo en el que aspiras a trabajar.

Potencia las cualidades laborales más necesarias en 2016

Consigue una buena formación, es esencial para tu futuro. Prepárate académicamente, te dará conocimientos y, además, los títulos académicos son una de las mejores herramientas para que los que no te conocen te puedan valorar.

Fomenta tu capacidad para generar relaciones con terceras personas que aporten beneficios a la empresa, así como la capacidad de conservarlas y reforzarlas en el tiempo. Saca el máximo partido a presentaciones y otros eventos.

Acepta que vivimos en un mundo digital, así que ponte manos a la obra, mejora tus habilidades informáticas, ponte al día en temas de movilidad, aplicaciones, trabajo en la nube…

Ten una actitud favorable a los cambios. Los momentos de crisis deben servir para salir reforzados, para mostrarnos resilientes. Y, por supuesto, aprovecha los momentos de oportunidad.

Apuesta por la formación continua. Los estudios sirven mucho más si actualizamos nuestros conocimientos, si se participa en toda clase de actividades regladas y no regladas de formación. Existen pautas para elegir un máster que te conviene conocer. Si lo que quieres es emprender estos 5 másteres te puede venir muy bien.

Cuida los idiomas. Dominar el inglés es básico, mejorar tu manejo del castellano imprescindible. Trabaja tus habilidades de comunicación; tanto para recibir, como para dar información; tanto orales, como escritas; tanto con jefes, como con subordinados, como con personas ajenas a la empresa.

Mejora tu capacidad de trabajo en equipo. Una parte de un buen trabajo en equipo proviene de la actitud favorable a trabajar en equipo, otra proviene de rasgos innatos de los miembros del equipo, pero también hay muchas cualidades que se pueden ir adquiriendo y potenciando.

Piensa en el entorno en el que vivimos

Vivimos en un mundo cada vez más internacionalizado. Así que, procura viajar cuanto puedas, informarte de lo que sucede en tu sector en otros países, busca lo mejor para la empresa allá donde se encuentre. El empleo de 2016 será un empleo con una visión globalizada del mundo.

Además, plantéate el reto de la incertidumbre. Tenemos unas perspectivas relativamente favorables, pero aún tenemos muchas incertidumbres por despejar  y la mayoría de las empresas necesitan personal flexible capaz de responder ante escenarios cambiantes.

Finalmente, plantéate si encajas en las nuevas profesiones, que son las que pueden tener más futuro. Estos cursos te pueden ayudar a afrontar los retos de las profesiones del futuro.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons