13
ago 13
Compartir

economíadomestica

Hay determinadas fechas a lo largo del año en los que las cosas que marcamos como “prescindibles” para hacer nuestro presupuesto se vuelven mucho más atractivas, necesarias o apetecibles; hacerte con ello no es un imposible ni tiene por qué desajustar tu economía familia, nuestros compañeros de Actibva nos explican cómo conseguirlo:

 

“Primero empecemos con nuestra regla mental, que es determinar dos cantidades. Una de ellas es baja y la otra más alta. Por ejemplo en mi caso la cantidad baja la tengo el alrededor de 30 euros, mientras que la cantidad alta en 150 euros. Eso es por mi nivel de renta y objetivos de ahorro, pero podemos optar por otras cantidades distintas si lo vemos necesario.

 

Cuando queremos comprar algo estimamos el precio. Si el precio es superior a la cantidad primera, escribimos el artículo en la lista junto con la fecha de hoy y un tres. Si el artículo supera la cantidad superior, lo hacemos junto con un doce. Eso son los meses que tienen que pasar para que nos podamos lanzar a comprar esa cosa que queremos. No nos estamos negando comprar lo que queremos, simplemente estamos retrasando la fecha de compra.

 

Mientras tanto tampoco nos tenemos que quedar quietos, podemos investigar en Internet como conseguir eso que queremos comprar más barato. ¿Sale más barato online o en pequeño comercio? ¿Es mejor comprarlo en una época del año (rebajas)? ¿Es posible conseguirlo en un outlet?

 

También puede que decidamos que no estamos interesados más y que se trataba de un capricho pasajero, por lo que en ese caso hemos hecho bien en no comprarlo.

 

Un ejemplo: En mi caso me encapriché de una camiseta, con un precio superior mi cantidad baja. Decidí esperar e intentarlo unos meses más tarde. Se trata de una edición limitada, por lo que me costó arriesgarme a que se agotara.

 

Ya han pasado los tres meses y da la casualidad que ha bajado de precio un 20%, cosa de las rebajas. Ahora puedo encargarla sin ninguna culpabilidad al respecto. Se que no ha sido un capricho pasajero por un lado y que el ser paciente me ha ahorrado un 20% sobre el precio inicial.”

 

Como ves, se trata de no dejarse llevar por el impulso y hacer tuyo el famoso “busque y compare”. ¿Para qué capricho vas a utilizar este método de ahorro?

 

 


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


2 Respuestas a “Cómo ahorrar para conseguir un capricho”

  1. jose antonio dice:

    me gusta la forma de explicar el contenido de como ahorrar es muy didáctico

  2. oriol bresoli dice:

    ¡Me parece una buenisima idea para la gente que no puede esperar a comprar por capricho!

Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons