09
Ene 13
Compartir

Cuando se publiquen estas líneas, la comunidad relacionada con BBVA en redes sociales habrá superado los 3.800.000 usuarios. Dicho esto, la cifra, por aparente que parezca, no es lo importante. BBVA tiene más de 53 millones de clientes en todo el mundo, y lo relevante no es la cantidad que nos sigue a través de los distintos canales en Internet, lo fundamental es que podamos ofrecerles el mejor servicio en cada momento allá donde estén y por el canal que les sea más útil.

 

Conseguir el objetivo final y ser capaces de aportar contenidos y servicios útiles que mejoren la vida de los que nos rodean no es una tarea fácil ni inmediata, es un trabajo siempre en construcción que depende de muchos factores. La comunidad de BBVA en redes sociales en realidad no existe, es una comunidad de comunidades, de gente unida por distintos intereses comunes en los que creemos que el banco puede aportar valor. Para construirla hacen falta, como mínimo, dos ingredientes fundamentales:

 
 

1.- Trabajo en equipo

 

Si hablamos de una comunidad de comunidades tenemos que hablar de un equipo de equipos. La interlocución con BBVA no puede ser única, porque no todos sabemos de todo. Para responder a los distintos intereses de quienes nos rodean contamos con equipos especializados en los ámbitos en los que consideramos que podemos ser útiles: atención al cliente, información corporativa, contenidos de Responsabilidad Corporativa, campañas de acción social, información sobre patrocinios, innovación, etc. Estos equipos, además, se replican en algunos casos en cada geografía para poder atender las particularidades de los clientes y no clientes de cada país.

 
 

2.- Trabajo en red

 

Para que el esfuerzo colectivo tenga sentido, la colaboración entre los distintos equipos es fundamental, el trabajo transversal es una pieza clave en la creación de la comunidad de BBVA en redes sociales. Sólo si los distintos equipos colaboran entre sí de un modo fluido podremos atender convenientemente a los usuarios a través de los diferentes canales y conseguir que siempre sean atendidos por quien mejor puede hacerlo.

 

En el fondo, las redes sociales no son más que un medio más para mejorar la relación entre las personas que se relacionan con BBVA y quienes trabajamos en el banco. En la medida en la que facilitemos esa relación contribuiremos a mejorar la vida de quienes nos rodean. Y no seremos 3,8 millones, seremos más.

 

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons