11
Mar 16
Compartir

Seguro que alguna vez has visto un concurso sobre ganar una tarjeta de 500 euros en alguna cadena de ropa, algún amigo te ha reenviado el mensaje de Whatsapp alarmando sobre su cierre (en caso de que no lo envíes a 50 amigos) o has compartido algún contenido en tu perfil sobre sorteos de móviles último modelo. Las redes sociales se han convertido en el foco clave de la viralización de estos bulos. Pero, ¿cómo podemos detectarlos? A continuación te damos 5 tips para aumentar tu seguridad en la red.

Una imagen dice más que 140 caracteres

La mayoría de los bulos, suelen ir acompañados de una fotografía que apoya al texto o mensaje que se quiere hacer llegar. Por ejemplo, probablemente si hace unos días no hubiésemos visto que existe una fotografía de un hombre con un datáfono en la mano en el metro, habríamos puesto más en duda que puedan robarte por tener una tarjeta contactless. ¿Qué hacer en estos casos? Si, como en este ejemplo, se trata de un bulo sobre tu seguridad financiera pero no sabes si creértelo, lo mejor es que consultes a tu banco.

Fíjate en los detalles

Los bulos en la red suelen ser anónimos, es decir no suelen citar fuentes o los concursos no pertenecen a un perfil fiable (no tienen histórico de publicaciones u otro tipo de contenidos que no sean concursos, donde se anuncien los ganadores de concursos anteriores, tengan un volumen de seguidores aceptable e interactúen con ellos). Otro de los detalles a tener en cuenta es la fecha de publicación: no tienen; ¿por qué anunciar que el concurso termina el lunes si podemos hacer un post atemporal? Esta es una de las claves de su éxito, cuanto más tiempo se pueda mover el contenido, ¡mejor!

La sorpresa y el miedo, los mejores ganchos

Un ejemplo típico: “Su cuenta se encuentra bloqueada, acceda a la banca online para desbloquearla”. Debemos usar el sentido común y ser precavidos: revisar la url a la que nos lleva el mensaje y pensar qué nos están pidiendo que facilitemos antes de hacer nada, si nos damos unos minutos a pensar nos resultará extraño que nos pidan todos los datos personales, nº de tarjeta y claves completas, cuando nunca lo han hecho. Muchas veces los bulos juegan con la sensación de miedo o sorpresa consiguiendo que la viralización de estos contenidos sea mayor.

Faltas de ortografía

Otra de las características para reconocer un bulo son las faltas de ortografía. No sabemos por qué pero la mayoría de estas cadenas contienen contenidos sin tildes y erratas de todo tipo. Los bulos suelen estar escritos con un lenguaje coloquial y ameno que te invita de alguna manera a compartirlo con el resto de tus contactos. ¿El objetivo? La mayoría de veces consiste en captar teléfonos móviles y direcciones de correo con las que poder realizar posteriormente nuevas campañas, y, en esos mails, ir paso más allá e intentar sacar mayor provecho, como tus datos personales o bancarios.

Descuentos y vales…. ¡con trampa!

WhatsApp se ha convertido en la aplicación móvil más viral del momento y los spammers no podían perder la oportunidad de hacer de las suyas. Debemos tener cuidado con la falsificación de vales y descuentos realizados bajo el nombre de multinacionales.

Varios ejemplos son: contestar un cuestionario para una famosa tienda de muebles (obviamente te pedían tus datos personales) o el vale descuento de 150 euros de una cadena de supermercados…  si te lo envían por email, whatsapp o lo ves compartido en redes sociales ten en cuenta que este contenido deberá estar publicado en los diferentes canales de la empresa para poder considerarlo fiable. Si no es así, escríbeles avisando de este tipo de contenido y por supuesto no introduzcas tus datos (te lo agradecerán).

Y tú, ¿has caído en alguno de estos bulos?

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons