17
mar 16
Compartir

Viaje de placer

Si estás cuadrando tu presupuesto para poder realizar un viaje de placer con motivo de la Semana Santa, preparando tus vacaciones de verano o, simplemente, cualquier viaje aprovechando unos días de descanso, seguro que lo primero que te habrás planteado es lo que te cuesta. Es lógico, aunque también debes tener en cuenta que un viaje de placer puede ser una inversión para mejorar tu presupuesto en el futuro. ¿Cómo? Aquí anotamos 7 recomendaciones te pueden ayudar a conseguirlo.

Relájate durante tu viaje de placer

El viaje de placer está concebido para que puedas desconectar de algunas de tus preocupaciones habituales, como tu trabajo, tu negocio, la casa, los niños… Relajarte te permitirá rendir más a tu vuelta. Podrás acometer mejor las distintas tareas que tengas y  quizás realizar aquella que la tensión no te permitía afrontar y que mejorará tu consideración dentro de tu empresa.

Eso sí, recuerda que el móvil es un arma de doble filo. Te ayuda a relajarte si lo sabes usar bien, por ejemplo, para resolver rápidamente esas pequeñas cosas cotidianas que surgen, como alguna gestión bancaria; pero puede ser la cadena que te ate a tus preocupacionessi estás permanentemente pendiente de su pantalla.

Practica idiomas

Si el viaje es a un lugar donde se habla otro idioma, es una excelente ocasión para practicarlo, especialmente para los niños, que tienen en los viajes una excelente opción para mejorar sus habilidades orales con el idioma o para acercarse al idioma por primera vez, con el fin de suscitar su curiosidad y mostrar un incentivo al aprendizaje del idioma.

Además de practicar o aprender idiomas en un viaje de placer, existen opciones pensadas específicamente para ello, en las que se suelen incluir otros atractivos para poder compaginar aprendizaje y esparcimiento.

Cuida tu salud

La salud está en íntima relación con nuestro bolsillo. Los viajes de placer son una excelente ocasión para cuidarla. Puedes descansar física y mentalmente, al mismo tiempo que realizas algún que otro ejercicio saludable.

Y también puedes aprovechar alguna parte de tu viaje para realizar cuidados específicos para tu salud, como un tratamiento respiratorio, circulatorio, dermatológico, renal, por ejemplo.

Extrae enseñanzas productivas

La capacidad de adaptación es una de cualidades laborales mejor valoradas y también es una de las características de los empresarios que permiten sobrevivir mejor a los negocios ante circunstancias cambiantes.

Viajar nos permite conocer parte de la complejidad de nuestro mundo y comprender las diversas formas de solucionar los problemas en las diferentes culturas. Si sabemos aprovechar el viaje, podremos aprender a adaptarnos nosotros a circunstancias que, aunque diferentes, guarden alguna analogía. Es lo que se denomina coloquialmente como “conocer mundo”.

Extiende tu red de contactos

Los viajes de placer son una excelente ocasión para conocer de forma inesperada a personas que no tienen nada que ver con nuestro contexto habitual. Personas que te pueden servir de llave para abrir la puerta de facetas de ti mismo que  desconocías y que pueden resultar muy productivas.

Estas escapadas también te sirven para ampliar tu red de relaciones, el famoso networking, que tiene un enorme valor en el entorno laboral y de negocios. De hecho, algunos expertos señalan que el 75% de las ofertas de empleo se cubren con conocidos de los distintos departamentos y no llegan a publicitarse en ningún medio.

Fortalece las relaciones familiares

La armonía familiar es clave en los presupuestos del hogar, permitiendo alcanzar el máximo grado de satisfacción de todos los miembros de la familia con menores gastos, lo que contribuye a un ahorro más inteligente.

Los viajes son una buena ocasión para compartir y tener en cuenta las necesidades de todos los miembros de la casa, para que cada uno se sienta especialmente comprendido por el resto. La armonía se consigue con el trabajo diario y permite disfrutar de las vacaciones  al tiempo que se refuerzan las relaciones familiares una vez de vuelta en casa.

Consume de forma responsable

Pasar muchas privaciones durante todo un año para malgastar lo ahorrado durante el viaje de placer es una mala estrategia. Puede producir frustración, porque se espera tanto que es imposible lograrlo, pero también puede servir para acumular muchas tensiones y que, llegado el momento de iniciar el viaje de placer, te impidan disfrutar de él.

Piensa en lo que realmente necesitas para tu viaje, que seguramente no todo supondrá un gasto elevado, prioriza lo más importante y planifícalo con tiempo. Sé responsable, pero también flexible. Llegado el momento de realizar el viaje te puede surgir algún capricho que entre dentro de tus posibilidades. Muchas veces, la tarjeta de crédito te puede ayudar a financiarlo, pero sin perder nunca de vista la prudencia y valorar si el capricho es algo que merece la pena y si está a tu alcance.

Como ves, viajar es bueno en todos los sentidos. Disfruta, abre tu mente y saca provecho allá donde vayas.

Imagen | iStock.com/Nadezhda1906


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons