04
sep 15
Compartir

Superar la depresión posvacacional

No es una enfermedad como tal pero es innegable que la depresión  postvacacional existe y puede llegar a ser un duro trance. El grado de este síndrome –también denominado estrés posvacacional- depende mucho de cuánto nos guste nuestro trabajo y de cómo sea nuestro ritmo de tareas, pero está claro que la mayoría de nosotros lo ha sentido en alguna ocasión, sobre todo después de unas largas vacaciones.

Los síntomas físicos de la depresión posvacacional pasan por una sensación de cansancio generalizado, fatiga, insomnio, dolores musculares, falta de apetito o de concentración, etc… pero los más comunes son los síntomas psíquicos, pues nos volvemos más irritables de lo normal, tendemos a la tristeza y a la falta de interés e, incluso, al nerviosismo…

Para que esta vuelta a la rutina no sea tan traumática, os vamos a dar una serie de consejos que seguro que la harán más llevadera. Si llegamos tarde, lo sentimos mucho y te animamos a que tomes nota para próximas vueltas al “tajo”:

1. Intenta volver a tu domicilio un par de días antes del dia “horribilis”.  No cometas el error de regresar de tus vacaciones el día anterior al que vuelves al trabajo, porque ese cambio brusco impide que te vayas haciendo a la idea.

2. Si es posible, comienza a trabajar con ritmo progresivo. Es decir, si la agenda te lo permite, analiza qué tareas tienes que hacer, prioriza por urgencia y empieza por las más sencillas o las que más te guste hacer.

3. Duerme bien pero nada de siestas. Al menos dos días antes de empezar a “currar”, olvídate de trasnochar y levantarte tarde. Acuéstate como mucho a medianoche y duerme ocho horas. Evita las siestas para lograr este fin. ¡Y así no las echarás tanto de menos cuando estés en la oficina!

4. Reduce el alcohol y la cafeína/teína. Como el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, no ayuda para nada a superar el bajón de la vuelta a la rutina. Opta por beber sólo en las comidas y mejor bebidas fermentadas, como cerveza o vino, frente a las destiladas. Los cafés y los tés con cafeína/teína también pueden aumentar tu estrés, así que sustitúyelos por bebidas no excitantes.

5. ¡Muévete! El deporte, además de ayudarte a liberar endorfinas, hace posible que nuestra mente se libere del estrés al concentrarse en la ejecución del ejercicio físico. Esto es fundamental para poder solucionar los problemas o dificultades de la vida con lucidez y eficacia.

6. Sé positivo. Intenta minimizar los pensamientos negativos y recurrentes. Darle vueltas a la cabeza, “lamerse la herida” una y otra vez, tan sólo aumentará la ansiedad. Para lograrlo, haz cosas que te gusten después del trabajo, ponte guapo, cuídate…

7. Sé paciente. La depresión posvacacional no es crónica. ¡No hay mal que cien año dure! Cuando encarriles tu vida de nuevo, los síntomas desaparecerán. Mucho ánimo.

 


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons