02
mar 17
Compartir

ahorrar telefono

Se acaba de celebrar el evento más importante del año para los fabricantes de smartphones. Aunque en el MWC, celebrado en Barcelona, las empresas han presentado su artillería pesada (Huawei P10, LG6, MotoG5, Sony Xperia XZ Premium, Xiomi Mi 5c…), en la mayoría de los casos, estos modelos no estarán disponibles hasta dentro de unos meses. La ventaja de contar con este lapso de tiempo es que te permitirá ser previsor para cuando llegue el momento. Vamos a ver cómo ahorrar para comprar el móvil de tus sueños a través de Mis Metas BBVA.

Cambiar de móvil en muchos casos implica negociar con el operador de telefonía. Esto tiene tres inconvenientes fundamentales. Por un lado, estarás sujeto a elegir entre los que tienen en catálogo, que no siempre coinciden con el smartphone que deseas. Por otro, suele tener asociada una permanencia con dicho operador, que es el que financia el terminal. El tercer inconveniente es que al final tendrás un móvil asociado a la compañía, de modo que, si te cambias de operador, tendrás que liberarlo. La rebaja de precio que se consigue negociando con la compañía de telecomunicaciones frente a la oferta disponible en el mercado libre muchas veces es insignificante.

Ahorrar para comprar el móvil de tus sueños es sencillo con Mis Metas BBVA

Por esta razón, muchos usuarios de smartphones apuestan por ahorrar para comprar el móvil de sus sueños sin estas limitaciones. Si eres cliente de BBVA, cumplir con tu objetivo de ahorro es ahora más fácil gracias a Mis Metas BBVA. Se trata de un servicio que te permite fijar una meta, una cantidad de dinero que quieres tener listo para una fecha determinada y con un objetivo, en este caso, comprar un móvil.

Una vez identificado en la web de BBVA, encontrarás la opción de Mis Metas, donde tendrás que elegir el nombre de la Meta, la cantidad a lograr así como la fecha límite para tener el dinero. Con todos estos datos, podrás ir traspasando dinero de tu cuenta a la meta fijada para cumplir el objetivo. El traspaso se puede hacer de forma periódica, de manera que cada mes, el día que elijas, una cantidad prefijada pase de tu cuenta principal hacia tu meta.

También es posible realizarlo a través de ingresos puntuales o combinando ambas opciones. Por ejemplo, si todos los años la declaración de IRPF te sale a devolver, puedes tener un ingreso extra para añadir a tu meta y lograr más rápido el objetivo o reducir las aportaciones mensuales que se realizan de forma periódica. De esta forma es más sencillo alcanzar tu objetivo de ahorro.

Además, existe un sistema de alertas que avisa de en qué estado están tus metas, siendo consciente en todo momento de cómo van evolucionando tus ahorros y qué grado de cumplimiento llevas para lograr tu objetivo final. Una vez finalizada esa meta de ahorro, es posible traspasar los fondos a la cuenta principal o a otras metas, ya que podrás fijar más de una.

Las metas se pueden crear y gestionar también desde la app móvil de BBVA. De esta forma, en todo momento, tendrás el control del porcentaje de cumplimiento de cada una de ellas. Las alertas también pueden gestionarse desde este dispositivo. Una razón más que convierte a tu smartphone en el mejor asesor financiero para lograr tus metas de ahorro.

La gran ventaja es que podrás mantener varios objetivos de ahorro y traspasar los fondos de uno a otro en función de tus necesidades. Por ejemplo, si además de ahorrar para un smartphone, has fijado otra meta para las vacaciones y has logrado ahorrar para el teléfono pero no llegas al presupuesto para ese viaje que habías planificado para verano, podrás dejar para más adelante la renovación del terminal y traspasar los fondos para cumplir ese objetivo. De esta manera, Mis Metas se adapta a tus decisiones y a tus necesidades concretas en cada momento.

La financiación del teléfono

Otra opción es buscar financiación alternativa a la que ofrece la operadora. Es una buena alternativa si quieres mantener tu libertad de elección, sin verte obligado a elegir un teléfono que no es el que tenías pensado o atado a una permanencia de varios años con la operadora de telefonía.

Los precios de los teléfonos móviles pueden parecer una inversión elevada, sobre todo en su gama alta, que no baja de los 600 euros. Lo cierto es que si se comparan con el coste de un ordenador portátil, por ejemplo, resultan similares en muchos casos. Sin embargo, si se piensa en el uso que se le da, el smartphone es mucho más barato que un portátil. A la misma conclusión se llega si se comparan la cantidad de horas que se utilizan ambos dispositivos a lo largo del día: el móvil ganará probablemente de forma abrumadora.

Por este motivo, no merece la pena estar descontento con un teléfono inferior al que te hubiera gustado. Porque al final lo utilizarás durante todo el día y acabarás viendo las limitaciones que tiene el smartphone que elegiste por no haber ahorrado lo suficiente o financiado la compra del teléfono de tus sueños.

En Blog BBVA | 7 propósitos de ahorro para año nuevo que sí puedes cumplir
Imagen | Pexels


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.



Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons