11
Ene 13
Compartir

Enero es quizá la época de rebajas por excelencia: pasadas las navidades nos lanzamos a aprovechar la bajada de precios para conseguir los artículos que necesitamos por menos dinero. Para este año está previsto que disfrutemos de las rebajas más agresivas de las últimas décadas, pero que eso no nos despiste: debemos acudir a las rebajas “con cabeza” para evitar llenar nuestra casa de artículos que no vamos a utilizar.

 

Os damos unos consejos muy sencillos para que esto no os suceda:

  

 

Antes de salir “de rebajas”:

 

  • Haz una lista de lo que necesitas. Recuerda que las rebajas son mucho más que ropa y complementos. Si quieres exprimirlas al máximo haz un repaso a la casa pensando en todo el año y así aprovecharás bien las rebajas. Esto te supondrá a la larga ahorrar una buena cantidad de dinero: electrodomésticos, calzado, ropa para los niños, artículos para el hogar… Estudia cada artículo e incluye qué características tiene que tener y por qué, por ejemplo: necesitas un microondas con grill pero sin opción de “convección”  porque ya tienes horno; necesitas un albornoz nuevo pero que sea azul para que vaya a juego con las toallas que compraste hace poco… De esta forma serás consciente de qué tienes y qué necesitas y dejarte llevar por las ofertas será más difícil.
  • Prioriza los artículos de la lista: de más urgente y necesario a menos.
  • Haz un presupuesto y vuelve a la lista que hiciste: tómate tu tiempo para ajustar el presupuesto del que dispones a las cosas que necesitas. Si tienes tarjeta de crédito puedes abordarlo de otra forma: puedes contar con pagarlo al mes siguiente (si la tarjeta de la que dispones es una tarjeta tipo Después), o bien pagar poco a poco cada mes (si tienes una tarjeta tipo A Tu Ritmo). Consulta las ventajas de tu tarjeta de crédito, algunas traen consigo ventajas añadidas como descuentos extra en compras.

 

En la tienda:

  • Comprueba el artículo y el etiquetado: pequeños rasguños, botones… Pide que comprueben su funcionamiento; si es ropa pruébatelo a conciencia y piensa si en realidad lo usarás. En la etiqueta debe constar el precio original y el rebajado.
  • Comprueba las condiciones de compra: misma garantía, mismos derechos. Antes de comprar comprueba si las devoluciones son dinerarias o en especie (vales de compra en la misma tienda), de esta forma serás consciente de las condiciones con las que estás adquiriendo los productos.
  • Guarda los tickets, a veces una vez pasado uno o dos días nos damos cuenta de que hay cosas que no vamos a utilizar.

 

 

¿No tienes tiempo para recorrer tiendas? Recuerda que también tienes tiendas online donde además de las ofertas que puedes encontrar en las tiendas físicas puedes conseguir descuentos especiales. Eso sí, recuerda siempre revisar la web, a la hora de pagar debes estar en una https (web segura). Si pagas con tarjetas BBVA puedes solicitar el servicio de comercio electrónico seguro en el área privada de la web www.bbva.es

 

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons