14
jun 13
Compartir

1147986_81729592

Vivimos en una situación económica difícil, no hay duda,  sin embargo hoy queremos acercaros las palabras de Jorge Sicilia, Economista Jefe del grupo BBVA Research sobre las fortalezas y buenas tendencias que existen en España:

 

“Empecemos por lo que se puede ver: hay una España que va mejor. Es verdad que el PIB cayó en 2009 y se estancó en los dos años siguientes, para volver a caer en 2012. Sin embargo, excluyendo los sectores que se deben ajustar —la construcción, el sector público y los servicios financieros— el resto de la economía, que es casi un 70% del PIB, creció a tasas superiores al 2% en 2010 y 2011. Estos sectores han decrecido algo en 2012, pero menos que el PIB, y ya en parte por el efecto de las altas tensiones financieras.

 

Esta evolución económica es consecuencia de las exportaciones, que ya han subido un 15% desde los niveles previos a la crisis y en torno a un 25% desde el suelo de 2009. Junto con la caída de las importaciones, el sector externo ha ido aportando cada vez más al crecimiento:  0,3 puntos porcentuales en 2010, 2,3 puntos en 2011 y 2,6 en 2012. Y ha conseguido dar la vuelta al elevado déficit por cuenta corriente que teníamos. El mundo está creciendo, más en economías emergentes, hacia donde nuestras exportaciones van crecientemente; y aunque la mayor parte va a nuestros socios europeos, la menor demanda se compensa con ganancias de cuota de mercado.

 

Pese al 20% de aumento de nuestros costes laborales unitarios frente al resto de países industrializados en los últimos 10 años, algunas empresas lograron ser competitivas. Y lo han conseguido hacer muy bien a pesar de la entrada de China en la arena comercial internacional.

España ha reducido en ese periodo un 9% de su cuota de exportación frente a la pérdida del 40% de Francia y el 12% de Alemania, por ejemplo. Y en algunos sectores, como aquellos que engloban servicios legales, ingeniería, arquitectura y marketing, España ha aumentado su cuota de mercado global de un 2,5% a un 3,2%, que no es poco.

 

Que una parte de las empresas hayan ganado esta cuota en este contexto tan adverso solo se explica, en números, por una apuesta por ser intensivas en tecnología y en capital humano, con una muy superior proporción de trabajadores fijos y no temporales, y seguramente con unos costes laborales más bajos que el promedio. Y sin números: por una gran capacidad de adaptación y creatividad. Son empresas que han conseguido tener una productividad mucho más alta que el resto de la economía, pero son pocas. Menos del 4% de las empresas exportadoras explican casi el 90% del valor de las exportaciones totales.

 

Su secreto no es estar en un sector determinado, porque en España las exportaciones se encuentran muy diversificadas, tanto por tipo de producto como por geografía. El secreto está en su tamaño: no ser una empresa pequeña. De todo debe haber en una economía, pero, en conjunto, en España las empresas pequeñas son demasiado pequeñas y las medianas y grandes relativamente escasas. Y algo más de tamaño es bueno porque permite cruzar un umbral de productividad, aprovechar economías de escala, tener inversiones tecnológicas apropiadas y exportar.  Es vital no poner impedimentos a que nazcan empresas, y quitar los incentivos que existen a que se queden como están y no crezcan.”


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons