28
Ene 15
Compartir

La reforma fiscal, en vigor desde el pasado 1 de enero, trae consigo la eliminación de la deducción por alquiler, una noticia importante para los arrendatarios de este país, cada vez más numerosos.

Esta deducción la disfrutaban, hasta este año, los contribuyentes cuya base imponible fuera inferior a 24.107,20 euros anuales, pudiendo deducirse el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual y hasta un máximo de 9.040 euros anuales.

Esta deducción no tenía límite de edad y era de carácter estatal, es decir, era compatible con la deducción que ofrecen casi todas las comunidades autónomas. Es la deducción estatal la que desaparece, no las deducciones que, como decimos, algunas comunidades  ofrecen y que, en algunos casos, se siguen manteniendo.

Este es el caso, por ejemplo, de la Comunidad de Madrid, que anunció a finales del pasado año que seguirá contemplando este beneficio fiscal para los menores de 35 años.

¡Ojo! La nueva normativa establece un régimen transitorio según el cual pueden disfrutar de esta ayuda fiscal los contribuyentes que hubieran celebrado un contrato de arrendamiento con anterioridad al 1 de enero de 2015 por el que hubieran satisfecho, también con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual, siendo necesario, obviamente, que el contribuyente hubiera tenido derecho a la deducción por dicho alquiler.

Para cualquier duda sobre deducciones y otros aspectos de la reforma fiscal, os aconsejamos que echéis un vistazo a los especiales de, por ejemplo, El País, Cinco Días y, por supuesto, la sección ad hoc de la web del Ministerio de Economía y Hacienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons