21
Jun 13
Compartir

Carlos Soria, de vuelta en España, ha hablado sobre la expedición al Kanchenjunga, una espina que tratará de sacarse en la primavera de 2014 mientras se prepara para su próximo 8.000: el Shisha Pangma.

 

“Es difícil explicar la tristeza cuando aún me encuentro en el campo base del Kanchenjunga y no estamos todos. Es una barbaridad cinco muertos. Nunca he vivido una tragedia así en los más de 50 años que llevo y es muy duro asimilarlo, pero la montaña tiene estas cosas. De los 11 que llegaron a la cima, cinco no lo pueden contar y el resto sufrió congelaciones y ceguera. Otros 15 decidimos darnos la vuelta y el tiempo nos dio la razón. Era lo lógico.”  Son las palabras de Carlos Soria tras decidir que el equipo debía abandonar el ascenso. Una decisión muy difícil, ya que la expedición estaba a tan solo 300 metros de la cumbre, pero la responsabilidad sobre las vidas de su equipo y la racionalidad se impuso sobre las ganas de hacer cumbre, y fue lo acertado, tal y como tristemente se demostró poco tiempo después.

 

Pero Carlos no ha perdido la ilusión ni las ganas, volverá a enfrentarse al Kanchenjunga en la primavera de 2014. Mientras tanto no se quedará quieto, su reto de completar los 8.000 continúa adelante y ya se está preparando para la próxima expedición que comenzará en otoño de este mismo año: el ascenso al Shisha Pangma.

 

Todo nuestro apoyo para todo el equipo y especialmente para Carlos, nos sentimos más orgullosos que nunca de nuestro embajador de marca y agradecidos por los valores que transmites: esfuerzo, ilusión y responsabilidad.

 

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons