14
Sep 15
Compartir

Llevamos el teléfono móvil en la mano todo el día. Whatsapp, comprobar el email, tomar una foto… A la hora de pagar resulta un engorro buscar la cartera, sacar la tarjeta… Pagar con tu teléfono móvil es mucho más cómodo. Con BBVA Wallet puedes hacerlo en tan solo dos minutos. Para ello, debes asegurarte de que cumples estos tres sencillos pasos:

1. Activa el NFC

Gracias a la tecnología NFC de tu smartphone puedes disfrutar del pago móvil con BBVA Wallet. Esta tecnología permite el intercambio de datos cuando un dispositivo toca otro dispositivo, por ejemplo un teléfono y un terminal de pago contactless. Al igual que las opciones de WiFi o bluetooth, es necesario que actives esta función para poder pagar con tu teléfono. Por ejemplo, si tu teléfono es Android, encontrarás esta función en ajustes, conexiones inalámbricas y redes.

2. Asocia tu tarjeta al pago móvil

Asegurate de que tu tarjeta está asociada al pago móvil. Entrando en BBVA Wallet y seleccionando una de tus tarjetas, podrás marcar la opción de pago móvil y aparecerá en verde el símbolo contactless.

3. Enciende la pantalla

Por último, al pasar tu teléfono por el terminal de un establecimiento, asegúrate de que tu pantalla está encendida. No es necesario que accedas a la aplicación, simplemente que tu teléfono no esté suspendido. Un mecanismo de seguridad para que tengas la tranquilidad de que no se efectuarán cargos en tu cuenta sin tu consentimiento.

Como ves, con estos sencillos pasos puedes disfrutar de la comodidad de BBVA Wallet. Si aún no tienes la aplicación en tu teléfono, puedes descargarla desde Google Play (Android) o App Store (iPhone).

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons