06
nov 13
Compartir

oficinabbva_trabajando2

Aunque pocas personas lo sepan, en algunos países el 6 de noviembre es el Día del Trabajador Bancario. ¡Felicidades a todos los que trabajáis en algún banco!

 

Aprovechando esta fecha, desde BBVA queremos hacer un pequeño homenaje a estos empleados con un breve repaso por su evolución profesional en las últimas décadas. Como decía el emotivo vídeo que lanzamos en el  40 aniversario de la primera tarjeta BBVA Visa, “todo ha cambiado, pero el espíritu sigue siendo el mismo”. Si no lo visteis es su día, os lo recomendamos:

 


 

El empleado de detrás del mostrador sigue ejerciendo como el gran profesional de antaño, preciso, disciplinado, pero ha dado un importante salto cualitativo convirtiéndose en un asesor en la propia oficina y también a distancia. ¡Imaginaos lo increíble que sería BBVA Contigo para los trabajadores de los años 60! Y para los clientes…

 

Teniendo en cuenta que la primera tarjeta en España la emitió BBVA en 1971, ¿cómo pensáis que se hacían antes todas las operaciones que ahora realizamos con “el plástico”? Obviamente, hasta las gestiones más básicas debían llevarlas a cabo los trabajadores del banco. Los clientes  tenían que acudir con su libreta a la oficina que les correspondía y esperar su turno para ¡sacar o ingresar dinero en su cuenta!

 

Pero aunque llegaran las tarjetas, hasta 1995 no apareció la banca telefónica en España, lo que significa que todas las operaciones que no pudieran realizarse desde el cajero automático, que en aquella época no eran tantas como en la actualidad, debían realizarse desde la oficina. Ni que decir tiene que hasta la década de los 2000 no aparecieron en escena ni la banca online ni, por supuesto, las aplicaciones para teléfono. Dicho de otro modo, casi todas las operaciones pasaban manualmente por los empleados de banca hasta hace muy pocos años. Y, sin embargo, ahora, ¿sabríais decir cuándo fue la última vez que pisasteis una oficina bancaria?

 

Ahora, gracias a la banca telefónica y online, los empleados de banca pueden ser más eficientes y eficaces en su jornada laboral, lo que repercute positivamente en los clientes. Por ejemplo, al no tener que realizar gestiones básicas como ingresos o transferencias, el trabajador tiene más tiempo para recibir a los clientes que necesitan asesoramiento personalizado.

 

Si nos estuviera leyendo alguno de nuestros empleados de oficina veteranos, sería interesante que nos comentara cómo ha cambiado su profesión en las últimas décadas. ¡Animaos!

 

Felicidades de nuevo y hasta el próximo post.


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons