21
May 14
Compartir

¡Vaya tiempos que corren! Muchos de nosotros tenemos una sensación de vértigo, la impresión de que todo va muy deprisa, ¿verdad? Y si lo llevamos al terreno de nuestras finanzas personales, y desde un punto de vista de la gestión de nuestro ahorro, son claramente momentos de cambio.

Los tradicionales depósitos, tan utilizados por los españoles para canalizar su ahorro (más de un 41% del ahorro nacional se destina a este tipo de productos, según datos de INVERCO de febrero de 2014), no están ofreciendo rentabilidades tan atractivas como antaño y esta situación hace que todos estemos buscando alternativas para “nuestros dineros”.

 

“¡Qué poco me ofreces por el depósito! ¿Qué más tienes?”. Ésta frase podría escucharse perfectamente en cualquiera de las oficinas bancarias de esta país en los últimos tiempos. Aquí empieza el momento de la verdad; el momento de poner los fondos de inversión encima de la mesa, de proponer otras alternativas al depósito. Sin embargo, no podemos obviar que, para algunos, los fondos son desconocidos y, para otros, vienen precedidos de una serie de leyendas urbanas que no son fiel reflejo de la realidad.

 

“¿Fondos de inversión?, ¡eso es para ricos!”, sería, muy probablemente, la exclamación instantánea del cliente al proponerle fondos de inversión como alternativa/complemento a su depósito. Esta es la primera leyenda urbana que tenemos que desmontar. Es muy posible que no sean del todo conocidos por el gran público, pero los fondos de inversión son uno de los productos financieros más “democráticos” que existen, ya que se puede empezar a ahorrar en la mayoría de ellos desde 1 participación o cantidades muy pequeñas (600 euros). Cualquiera puede ahorrar a través de ellos. Y lo más importante: da igual que una persona invierta 100 euros o 1 millón en un fondo de inversión; su ahorro se gestionará exactamente igual. En este caso, si nos lo permitís, “el tamaño no importa”. Entonces, al ser accesibles desde prácticamente cualquier cantidad, cualquier persona puede empezar a ahorrar desde muy poco y, por lo tanto, se convierten en vehículos ideales para realizar y canalizar nuestros ahorros.

 

Entre las ventajas de los fondos podemos remarcar que permiten:

 

Diversificar: ahorrando a través de varios fondos de inversión que inviertan en diferentes tipos de activo (renta fija, renta variable, etc…), obteniendo una cartera diversificada tanto desde el punto de vista de la rentabilidad como del riesgo a asumir. Es más, las amplias posibilidades que actualmente ofrecen los fondos de inversión permiten realizar esta diversificación a través de un solo fondo, el fondo perfilado, del que hablaremos la semana que viene en este blog. Como anticipo, os comentamos que se trata de un fondo que, una vez analizado el perfil de inversión del cliente, adapta las inversiones regularmente al mismo, sin que se tengan que hacer modificaciones a la cartera de forma periódica. ¡Como un traje a medida!

 

Ahorrar poco a poco, a nuestro ritmo: la mayoría de los fondos permiten hacer aportaciones periódicas (mensual, trimestral, semestral, etc…). No importa que se trate de cantidades pequeñas, por lo que nos permite generar una hucha al ritmo que nuestras finanzas nos permitan.

 

Acceder a mercados complejos o de difícil acceso en directo: con los fondos entramos en mercados, subastas, etc… a los que, como inversores individuales y con pequeñas cantidades, no podríamos acceder. Y todo ello, a través de una gestión profesional.

 

Diferir la fiscalidad: y si a todo lo anterior le sumamos que los fondos nos permiten decidir cuándo pagar impuestos (gracias al diferimiento del pago al momento del reembolso), pues mejor que mejor.

 

Son tiempos de cambio y tenemos que adaptarnos a ellos. Utilicemos todas las posibilidades que tenemos en la mesa para ser eficientes con nuestro ahorro. Los fondos de inversión lo son. Y no olvidéis, como dirían en el cine, que se trata de un producto “para todos los públicos”.

 

Nos vemos en el próximo post :-)

 

Artículos relacionados:

14 respuestas a “Fondos de inversión “para todos los públicos””

  1. le dice:

    Tengo cuenta con BBVA en BBVA online, he hecho contrataciones de depósitos online, etc.
    NO puedo contratar un fondo de inversión, porque su aplicación al llegar a si quiero recibir información trimestral por correo da: Error genérico.
    Nadie por telf. lo resuelve. Es decir llevan 5 días sin que nadie pueda contratar un fondo de inversión online.

    • BBVA Responde dice:

      Hola de nuevo Álvaro, hemos recibido tu email en nuestro buzón. Desde el departamento correspondiente van a contactar contigo por teléfono para poder ayudarte con tu caso. Disculpa las molestias, un saludo.

  2. MARIA dice:

    Buenas tardes,

    Recientemente he recibido una herencia de 1.000.000€. Quiero que me aconsejen que hacer. Yo quiero invertirlo pero sin riesgo o con poco riesgo. Que me aconsejan?

    Muchas gracias.

    • BBVA Responde dice:

      Hola María, en este caso te aconsejamos que contactes con tu oficina donde un asesor financiero podrá estudiar tu situación y aconsejarte sobre los mejores productos de ahorro e inversión. ¡Un saludo!

  3. Javier dice:

    ¿Existen hoy día fondos garantizados con un interés superior al 3%? La cantidad sería superior a 50.000€. Gracias

    • BBVA Responde dice:

      Hola Javier, en este enlace puedes acceder a nuestro catálogo de Fondos de Inversión: http://goo.gl/APBVCU.
      Te sugerimos, no obstante, que te dirijas en persona a cualquier oficina de BBVA para solicitar mayor información. Los compañeros estarán encantados de atenderte personalmente y podrán ofrecerte lo más adecuado a tus necesidades. Un saludo.

  4. Porqué no habláis de la liquidez de los fondos?

  5. pablo dice:

    Como puedo efectuar un ahorro para mis nietos, ingresando una cantidad al mes, en que fondo, sin que pierdan el capital ingresado, es a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons