15
dic 16
Compartir

Gasto navideño

El gasto en Navidad previsiblemente crecerá en 2016. Según un estudio elaborado por Deloitte, los españoles tienen pensado gastar un 4% más que en 2015: 682 euros por hogar, frente a los 655 del año anterior. Pero, dependiendo de la composición de cada casa, las cuentas serán diferentes.

Los principales capítulos de gasto navideño

En el hogar medio español, según el estudio de Deloitte, se espera gastar en 2016 en las siguientes proporciones:

  • Un 39% en regalos.
  • Un 31% en comidas.
  • Un 19% en viajes.
  • Un 11% en ocio.

El gasto en Navidad de un soltero

Al margen de los posibles regalos a la familia y al omnipresente “amigo invisible”, los solteros prestan especial atención al capítulo de viajes. Por un lado, están los viajes familiares. El soltero tiene en estos días una buena oportunidad para reunirse con familiares que vivan lejos.

Últimamente también se está desarrollando una importante oferta de viajes para solteros, incluso específicamente ideados para la Navidad. Es una alternativa para quien no tenga familiares con los que reunirse, o bien no pueda o no tenga pensado hacerlo.

David es soltero y no tiene pareja. Su prioridad navideña es pasar tiempo con sus hermanos y sobrinos. Piensa gastar unos 400 euros, la mitad en regalos para sus sobrinos y la otra mitad en alguna comida navideña y regalos para amistades y compromisos. Eso sí, está meditando si podrá efectuar una pequeña escapada navideña que le supondría unos 500 euros.

El gasto en Navidad de una pareja

Las parejas suelen tener un capítulo más elevado de comidas. Una de las razones es que, a las tradicionales comidas y cenas familiares, se suman cada día más un mayor número de compromisos con compañeros de trabajo, amigos, etc. Hay que tener en cuenta que a las comidas y cenas a las que asiste cada uno por separado hay que sumar las comidas y cenas de parejas.

También puede ser tiempo para realizar regalos a tu pareja, aprovechar el tiempo libre para desarrollar actividades de ocio e incluso realizar alguna escapada navideña.

Ana y Miguel están casados desde hace 5 años. Comparten una auténtica pasión por la tecnología. No tienen hijos, ni familia cerca. Van a pasar las navidades solos. Piensan gastar 500 euros, fundamentalmente en comidas y cenas de Navidad con diferentes compromisos. Pero lo que no saben todavía Ana y Miguel, que nos han confesado por separado y probablemente se enteren ahora al leerlo, es que cada uno tiene preparado para el otro regalos tecnológicos sorpresa que les hacen mucha ilusión.

El gasto en Navidad de una familia

Las familias gastan una proporción importante de su presupuesto en las comidas familiares que se desarrollan durante la Navidad. En algunos casos, es una ocasión para que se junten muchas personas de la misma familia (entendida en el sentido amplio del término) que viven en distintos hogares. En estos casos, los anfitriones suelen llevar el peso del gasto en comida y los invitados en regalos y viajes, si la reunión familiar implica desplazamiento.

Cuando los hijos o los nietos son pequeños, un capítulo cobra especial importancia: los regalos. Por un lado, la Navidad es el momento del año en el que más juguetes se venden. Es una oportunidad para que los niños disfruten e incluso aprendan. Por otro lado, también se realizan regalos de ropa, calzado o perfumería, por ejemplo.

Más de 2.000 euros calculan que se gastarán Juan y Celia en menos de 10 días. Esta pareja viaja todos los años a Tenerife, junto a sus dos hijos, para pasar las fiestas con la familia. Al billete de avión, hay que sumarle los regalos que llevan en la maleta, alguna excursión por la isla, una comida o un par fuera de casa, una partida para los Reyes de la familia, algunas compras y un capricho que se les ha antojado este año: un jamón.

El gasto en Navidad: conexión y desconexión

El gasto en Navidad busca de forma prioritaria conectar con otras personas. En Navidad contactas más con tu familia, amigos o compañeros de trabajo, personas con las que tienes lazos vitales o sentimentales, etc. En Navidad gastas en ti, pero fundamentalmente en lo que compartes con los demás.

Es bueno que tomes ese gasto como una inversión: la inversión en armonía con las personas de tu entorno. Pero ten en cuenta que lo verdaderamente importante es la relación, el gasto en Navidad es solamente un complemento.

Compartir algunas actividades y regalos con otras personas puede ayudar a reforzar y mejorar los lazos con ellos, incluso puede ser necesario para lograrlo. Pero no es lo más importante. Por mucho que gastes, si no te esfuerzas en comunicarte con esas personas, el gasto será inútil.

El gasto en Navidad también es un gasto de desconexión. Está bien que estés muy pendiente de los problemas y retos de tu vida diaria, pero también que desconectes un poco. Te permitirá reflexionar con calma y ver las cosas de otra manera. Quizá encuentres soluciones que no se te habían ocurrido a tus problemas cotidianos. En esos otros gastos, lo fundamental es que disfrutes, descanses y te relajes.

Medita bien cuánto quieres compartir de tu presupuesto navideño con cada persona y con qué fin. Piensa también en tu disfrute personal, pero no pierdas de vista el consumo responsable. De poco serviría el esfuerzo de todo un año si ahora se derrocha. Es perfectamente compatible gastar todo lo necesario, pero sin derrochar en absoluto. Y, sobre todo, pasa una feliz Navidad.

Imagen|iStock.com/FamVeld


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons