22
sep 16
Compartir

Elegir el tipo de hipoteca

Elegir una hipoteca y no otra es muy importante, porque la elección de tu vivienda depende en parte de la elección de tu hipoteca. Pero, además de tu vivienda, tu futuro también depende de esta decisión. ¿Cómo? A continuación anotamos algunos ejemplos.

Un ascenso

Es probable que, si tienes un ascenso y vas a ganar más, quieras invertir más dinero en tu vivienda, adquirir una segunda casa o amortizar más rápido tu hipoteca. En estos casos, es muy importante disponer de una hipoteca con suficiente flexibilidad y bajas comisiones en caso de amortización anticipada.

Una subida del euríbor

Si sube el euríbor, contar con una hipoteca a tipo fijo (como la hipoteca a tipo fijo de BBVA) es una ventaja, que aportará tranquilidad a tu vida. De la misma forma, las caídas del euríbor a cifras históricamente bajas han sido un alivio muy grande en el pasado para los titulares de hipotecas a tipo variable.

Un despido

Cuando uno de los miembros del hogar es despedido, surge un período de incertidumbre. Es lógico que se tengan dudas y que flote en el ambiente cierta inseguridad: ¿cómo se afrontarán sin ese sueldo los pagos? Pero la situación es distinta si dispones de un seguro de protección de pagos, que cubra la posibilidad de que pierdas el trabajo. El seguro podría cubrir el pago de la hipoteca en caso de que no puedas por haber sido despedido.

Quieres comprar una segunda vivienda

En la compra de una segunda vivienda, la elección del tipo de hipoteca es muy importante y, en particular, el importe que te puedan prestar sobre el valor de tasación, que condicionará la vivienda a la que puedas aspirar.

Quieres montar un negocio

En caso de montar un negocio, puede que te interese ampliar la hipoteca de tu vivienda, para poder acceder a la financiación que necesitas para tu negocio y para tu vida en general. Por eso pueden resultar muy importantes los gastos y comisiones que suponga la ampliación de tu hipoteca, teniéndolo más fácil si te decantaste por una flexible.

Un fallecimiento prematuro

Si uno de los titulares de la hipoteca fallece prematuramente, las finanzas de sus herederos pueden quedar muy condicionadas por el hecho de tener que pagar la hipoteca sin los ingresos de la persona fallecida. Las personas que contratan un seguro de vida vinculado a la hipoteca garantizan el futuro de las finanzas de sus seres queridos.

Sobreviene una situación de invalidez

Una invalidez puede originar la imposibilidad de pagar la hipoteca, especialmente en el caso de que la pensión pública sea el único ingreso y sea insuficiente. En estos casos, disponer de un seguro de vida vinculado a la hipoteca puede ser también la clave que te permita pagar la hipoteca.

Un incendio

Antes de generalizarse los seguros de hogar vinculados a la hipoteca, un incendio que destruyese tu vivienda suponía un doble drama: perdías la vivienda en la que habías depositado tus ilusiones y, además, tenías que pagar la hipoteca. El seguro de hogar vinculado a la hipoteca alivia parte de esta situación, haciéndose cargo del pago de la hipoteca.

Quieres vender tu casa

Si quieres vender tu casa, la manera en la que esté configurada la hipoteca que tienes sobre ella puede ser un elemento determinante para venderla. Por ejemplo, el comprador puede estar interesado en asumir la deuda a través de lo que se conoce como subrogación pasiva.

Un divorcio

Ante un divorcio, las condiciones de la hipoteca son muy importantes, porque hay que decidir qué se hace con la hipoteca. Dependiendo cómo sea tanto la hipoteca como las relaciones personales y económicas de los que fueron cónyuges, puede ser interesante vender la vivienda a un tercero, cancelar anticipadamente la hipoteca (formalizando o no otra) o realizar una novación para cambiar el deudor, por ejemplo.

Un traslado de domicilio

Cuando trasladas tu domicilio, una de las preguntas más recurrentes es la de si comprar o no una nueva vivienda o vender o no la que se posea (si es que era propietario de la vivienda en la que vivía). Cómo sea la hipoteca de la vivienda que va a dejar de habitar o la de la vivienda que se plantea comprar será uno de los elementos que determinarán la decisión.

No lo olvides, para informarte, realizar comparaciones y hacer tus planes de futuro tienes en el simulador de hipotecas de BBVA tu mejor aliado. Y, si quieres conocer el precio al que puedes vender la vivienda que tienes o al que puedes adquirir la que deseas comprar, no dejes de entrar en BBVA Valora.

Imagen|archideaphoto

 


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons