29
Ago 16
Compartir

Inteligencia financiera

El concepto de inteligencia financiera, popularizado por Robert Kiyosaki, puede ser entendido como la capacidad para tomar las mejores decisiones financieras y resolver del mejor modo posible los problemas financieros. Estos consejos pueden ayudarte a incrementar el IQ financiero.

Las tres nociones esenciales de conocimiento financiero

Aunque no tengas que ser un experto, si es indispensable que comprendas tres nociones esenciales para estar en condiciones de mejorar tu inteligencia financiera.

La primera noción es la noción del tipo de interés y, en particular, el interés compuesto. Es decir, tienes que comprender el tipo de interés que se calcula tomando como referencia intereses que se acumulan al capital para generar nuevos intereses.

La segunda noción es la inflación y su influencia financiera, ya que la inflación hace que tu dinero valga menos mañana de lo que vale hoy.

La tercera noción es la del riesgo y, en relación al riesgo, la comprensión de lo que significa la diversificación del riesgo.

Aprovecha las herramientas digitales

Las herramientas digitales son una importante fuente de conocimiento financiero. A través de ellas podrás consultar conceptos que no comprendes, compartir experiencias con otras personas, solicitar consejo experto o acceder a la información financiera, entre otras muchas posibilidades.

Las herramientas digitales amplían las posibilidades de decisión, haciéndolo al mismo tiempo más seguro el ámbito financiero. Son un punto de apoyo esencial para mejorar tu inteligencia financiera.

Pero también mejoran tu conocimiento sobre las transacciones financieras. Las transacciones financieras se simplifican enormemente con el empleo herramientas digitales. Un ejemplo muy claro es la app de BBVA. Con ella tendrás todo lo que necesitas para incrementar tu inteligencia financiera.

Piensa en términos intertemporales

Para mejorar tu inteligencia financiera es necesario que te familiarices con el razonamiento financiero. Y el razonamiento financiero aborda facetas que involucran a distintos momentos del tiempo.

Es esencial que pienses, que sepas razonar, cómo tus expectativas de futuro, o las expectativas de futuro de otras personas o entidades condicionan el presente. Pero también debes comprender que el futuro está relacionado con las decisiones que se toman en el presente.

Incrementa tu inteligencia financiera a través de la planificación y el control de tus finanzas personales

La inteligencia financiera se puede mejorar sustancialmente a través del aprendizaje. Y, para mejorar el aprendizaje, el presupuesto familiar es una herramienta importante. La propia elaboración por vez primera de un presupuesto familiar aporta una experiencia en la que puedes analizar los puntos fuertes y débiles no solamente de tus finanzas personales, sino de tus conocimientos financieros y de la forma en la que te organizas para sacar el máximo provecho a tu inteligencia financiera.

Además, el presupuesto familiar sirve de guía a tus decisiones financieras a lo largo del período para el que está diseñado. Se podría comparar con una palanca en la que la fuerza es tu inteligencia financiera, el presupuesto familiar es el punto de apoyo y lo que se pretende es alcanzar las mejores decisiones financieras.

Finalmente, el presupuesto familiar sirve de instrumento de control. Finalizado el período, e incluso a lo largo del período, debes comparar lo que presupuestaste con lo que finalmente ha sucedido. Deberás pensar en medidas que corrijan las desviaciones. Esas medidas correctoras serán una prueba para tu inteligencia financiera. Y lo más importante para mejorar tu inteligencia financiera es todo lo que vas aprendiendo a lo largo del proceso y tu capacidad para aplicarlo en la mejora de tus decisiones financieras.

Debes entrenarte en la comparación de alternativas

Las decisiones financieras más inteligentes son aquellas que mejoran los resultados frente a las alternativas disponibles. Por eso deberás habituarte a realizar comparaciones y a recabar la información que las facilite.

Pero, aunque muy importante, las finanzas personales son solamente una faceta de tu vida, no puedes pasarte la vida realizando comparaciones financieras. El tiempo es un recurso finito y la inteligencia financiera se potencia cuando sabes encontrar los mejores procedimientos para tomar una decisión suficientemente informada en el menor tiempo posible.

Un ejemplo te puede ayudar a comprenderlo. Contratar una hipoteca requiere comparar muchas posibilidades, tanto de la hipoteca, como de tus propias circunstancias personales y patrimoniales. Para que no te pases siglos realizando las comparaciones, el simulador de hipotecas de BBVA te facilita los cálculos simplemente introduciendo unos pocos datos, de forma que puedas conocer rápidamente la hipoteca que mejor se adapta a ti.

Mejorar tu inteligencia financiera está en tu mano. No dejes pasar la ocasión de mejorar cada día tu capacidad para resolver problemas financieros.

Imagen | iStock.com/princigalli

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons