04
ene 17
Compartir

hiker sits on edge of the cliff and enjoying sunrise

Planificar un viaje requiere mucha preparación y ciertas dosis de flexibilidad. Empezar en enero puede ayudarte a convertir en realidad alguno de los viajes de tus sueños.

Viajar, en parte, es experimentar. Frecuentemente se considera que los mejores viajes son aquellos que te deparan sorpresas positivas. Pero, como si de un laboratorio se tratase, los experimentos requieren preparación. El viaje perfecto precisa elegir el destino adecuado, en el momento indicado, con el trayecto oportuno, la compañía más deseable, las actividades más divertidas o enriquecedoras, etc. Lo más probable es que cuadrar todas esas piezas implique tomar decisiones de última hora.

Pero, para poder improvisar las mejores soluciones, tienes que tenerlas más o menos preparadas. Por eso, es conveniente que, ya en enero, tengas en la cabeza algunas ideas de posibles viajes.

¿Por qué conviene trabajar con varias alternativas desde enero?

Es posible que sueñes con un viaje muy concreto desde hace mucho tiempo. Quizá 2017 pueda ser el año en que se convierta en realidad. Cuanto antes lo prepares, más probable es que puedas lograrlo.

Sin embargo, lo habitual es que tengas que adaptarte a muchas circunstancias que, llegado el momento, puedan condicionar el tipo de viaje que vas a realizar. Por eso es útil manejar un conjunto de alternativas, para situaciones diferentes.

¿Qué situaciones te pueden hacer cambiar de rumbo?

Los destinos a los que barajas desplazarte se pueden ver afectados por muchos cambios: unas previsiones meteorológicas más favorables en un lugar u otro, la celebración o cancelación de eventos, una oferta especial, un conflicto local…

Las circunstancias personales también pueden hacer variar la decisión. Es posible que tengas que cambiar las fechas de tus vacaciones por motivos laborales. Quizá un problema de salud te aconseje un viaje más reposado de lo que pensabas o incluso retrasarlo un tiempo. Te puede llegar un dinero extra con el que no contabas y que puede hacer factible un viaje un poco más costoso o, por el contrario, puede ser que tengas que afrontar un bache económico que te aconseje gastar algo menos.

La compañía es fundamental en los viajes. Quizá lo que pensabas que fuese un viaje de pareja se convierta en uno con los niños, que haga variar tus planes. Si estáis pensando en hacer un viaje con amigos, ese amigo que al final se apunta o el que se descuelga en el último momento, puede hacer variar los planes. También hay casos en los que, si ahora piensas hacer el viaje solo, a lo largo del año encuentres la compañía perfecta.

Un buen viaje exige que te dejes llevar por los requerimientos del momento, pero no a la deriva. Lo mejor es planifiques diversas posibilidades. Si bien solamente realizarás una, habrá otros momentos para llevar a cabo los otros posibles viajes. Todo lo que hayas preparado te servirá de referencia.

¿Qué ganas al planificar el viaje con tiempo?

En primer lugar, puedes obtener mejores precios. Los precios de billetes de transporte, reservas de hotel o de diversas actividades fluctúan con el tiempo. Realizar un seguimiento durante una buena temporada puede ofrecerte buenas oportunidades en los precios.

También es frecuente encontrar opciones interesantes de última hora, pero el problema habitual es que no tienes nada preparado. Si, por ejemplo, no sabes qué lugares visitar en ese destino, cuáles son las actividades más interesantes o dónde comer, puede que no sepas sacar todo el provecho al viaje e, incluso, esa puede ser la razón por la que desestimes una buena oportunidad.

Prepararte con alguna antelación te facilitará tener las alternativas con las que tomar la mejor decisión. Eso no significa que tengas que planificar cada detalle, sino solamente los aspectos más importantes. Dejarás un espacio muy importante para la improvisación, pero con un cierto conocimiento que te guiará en tus decisiones.

Además, tendrás tiempo para meditar aspectos importantes como, por ejemplo, cómo vas a financiar el viaje o los seguros que te puedan interesar o, incluso, recabar información interesante sobre viajes.

Planificar una escapada con antelación es la mejor herramienta para poder adaptar los viajes de tus sueños a la realidad de cada momento. De esta forma será más fácil que puedas convertir tu viaje en una experiencia relajante, emocionante, enriquecedora o lograr cualquier otra finalidad que pretendas conseguir. Empieza a prepararlo hoy y lo disfrutarás más mañana.

Imagen|iStock.com/Soft_Light


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons