20
ene 16
Compartir

DINERO EN MANO

Siempre hay una primera vez para todo, por eso la primera vez que se pide dinero prestado es conveniente saber en qué consiste un préstamo. Prestar es algo innato a la naturaleza humana: prestamos atención a alguien, prestamos nuestro tiempo cuando trabajamos, prestamos un espacio de nuestro vehículo cuando llevamos a alguien… Prestamos, prestamos y prestamos.

¿Qué es un préstamo bancario?

¿Quieres irte de viaje? ¿Te planteas estudiar un máster tras finalizar la carrera? ¿Necesitas dinero prestado y no sabes a dónde debes acudir? Lo normal es acercarse a una entidad bancaria.

Un préstamo es una cantidad de dinero que te cederá una entidad de crédito con el compromiso de devolución, en un plazo determinado, junto con los intereses fijados en el contrato de préstamo. Los intereses cobrados pueden ser de tipo fijo o variable, y en el caso de producirse retrasos en los pagos convenidos, la entidad financiera aplicará un interés de demora.

Un préstamo bancario se formaliza en un contrato mercantil entre una entidad financiera (prestamista) y una persona físicas o jurídica (prestatario), elevándose dicho contrato a público ante notario.

Al igual que nadie prestaría una suma importante de dinero a alguien que no conoce, las entidades de crédito recaban la información necesaria sobre el prestatario para evaluar la solicitud y determinar si la operación de préstamo puede ser aprobada, se solicitan avales o garantías o no puede aprobarse.

¿Cuáles son los componentes de un préstamo?

Principal: Cantidad de dinero que el banco te presta.

Plazo de amortización: Tiempo establecido en el contrato para devolver el dinero del préstamo. Las cuotas de amortización suelen ser mensuales, aunque también pueden ser trimestrales, semestrales e incluso anuales.

Cuota de amortización: Es el importe que se paga periódicamente al banco, generalmente cada mes, para adecuar las cuotas a los flujos de ingresos del prestatario, en el cual se incluyen el principal más los intereses.

Sistema de amortización: El sistema de amortización francés o de cuotas constantes es el utilizado en la mayor parte de las hipotecas españolas, de manera que al principio se pagan más intereses y se amortiza menos capital. Hay otros sistemas de amortización como el de cuotas variables (de capital creciente o constante).

Tipos de interés: Puede ser fijo o variable. El primero no varía a lo largo de la vida del préstamo. Sí lo hace el variable con respecto al contratado inicialmente, de manera que transcurrido un tiempo el tipo de interés varía de acuerdo con la evolución de un índice de referencia, generalmente el EURIBOR, al que se aplica un diferencial. Por su parte, el mixto es una combinación de los anteriores.

Comisiones: Comisiones de apertura, estudio, por amortización parcial y/o total o por cambio de condiciones de un préstamo.

TAE o Tasa anual equivalente: Representa el coste real de una operación de préstamo, ya que refleja la totalidad de los gastos del préstamo.

Otros gastos adicionales: Honorarios del Corredor de Comercio que suele ser un porcentaje del importe solicitado o los gastos del notario.

La carencia: Es el periodo inicial de la vida de un préstamo durante el que no abonamos la parte de amortización del capital y sólo se pagan los intereses.

Garantías: En los préstamos hipotecarios la garantía es un bien inmobiliario (piso, casa, local de negocio o nave industrial).

Aval: Responde solidariamente del pago de la deuda.

¿Quieres saber más sobre hipotecas? Continúa leyendo aquí.

Imagen | 401(K) 2012


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons