17
Abr 17
Compartir

Primera comunión

Los presupuestos para comuniones son una fuente de incertidumbre para padres y familiares. Normalmente, nadie quiere pasarse de presupuesto, pero tampoco escatimar en un día tan especial. En esta entrada, te daremos las claves para que puedas hacer una celebración adecuada a cualquier presupuesto.

Celebraciones sencillas

Bien sea porque no se quiere disparar el presupuesto, bien porque se quiera transmitir una lección de celebración austera, se puede realizar una con un coste reducido. Eso sí, gastar poco no significa que debas prestar menos atención a los detalles, ni que la comunión tenga que ser menos especial.

En primer lugar, puedes recurrir a alternativas de bajo coste en el vestuario. Por ejemplo, un vestido de comunión de una niña comprado en un outlet puede costar menos de 150 euros, lo que supone un importante ahorro.

Otra opción, especialmente si comparten talla y no hay que hacer muchos arreglos, es emplear el traje o vestido de  hermanos o primos. Incluso, si tú o alguna persona de tu entorno os manejáis bien con la costura, puede ser muy emotivo confeccionar personalmente el traje.

También tienes que tener en cuenta la comida. Puede ser muy entrañable una celebración en tu propia casa o en la de algún familiar o amigo, especialmente si se dispone de jardín para poder moverse, bailar, jugar, hacer fotos, etc.

Si se pretende hacer una celebración sencilla, deberás reducir el número de invitados. Normalmente, quedará limitado a la familia y amigos más cercanos.

Una idea que puede ser muy bonita es hacer un reportaje fotográfico colectivo. En lugar de contratar a un profesional, podéis disparar fotos todos los invitados. El día de mañana recordaréis con cariño el momento y a la persona que tomó la fotografía. Eso sí, es muy recomendable que el invitado con mayor conocimiento de fotografía se haga cargo del peso del seguimiento de la comunión.

Otra opción de ahorro es contratar un paquete de celebraciones para los reportajes fotográficos, en el que pueden incluirse la boda y los posteriores bautizos y comuniones. El problema es que esa decisión ya tendría que estar tomada.

El regalo tiene que ser muy especial. Solamente se celebra la primera comunión una vez en la vida. Hay que buscar algo que permanezca en su recuerdo, que aporte ilusión. Pero eso no tiene que implicar sí o sí un gran desembolso.

Una comunión de presupuesto intermedio

En una comunión de presupuesto intermedio, es posible no superar los 3.000 euros. La media en España se sitúa entre 2.000 y 2.500, dependiendo de la localidad, el banquete, la ropa, el regalo, el fotógrafo, los recordatorios…

Para estar en esa línea de gasto, hay que tener en cuenta varias claves. En primer lugar, no se deberían superar los 40 ó 50 invitados. Al mismo tiempo, hay que ser concienzudos en la búsqueda de presupuestos para el banquete. Ten en cuenta que los presupuestos para comuniones suelen ser, como en las bodas, superiores a los de otras celebraciones.

En tercer lugar, también deberías prestar alguna atención al vestuario. Si eliges los tejidos más caros, si los restantes miembros de la familia adquirís también un vestuario caro, es muy probable que el presupuesto de vestuario pueda ser excesivo.

Las comuniones de presupuesto elevado

Una comunión de presupuesto elevado puede ser una necesidad porque hay que invitar a muchas personas. Ese puede ser el caso de familias muy amplias  o cuando tienes muchos compromisos sociales. También puede elevarse mucho el presupuesto cuando eliges opciones caras en cada categoría de gasto.

Por ejemplo, el presupuesto del banquete de precio elevado puede superar, incluso, los 150 euros por comensal. Eso puede disparar el presupuesto en celebraciones con muchos invitados. Y añade el coste del recuerdo para los invitados.

El vestido de una niña, dependiendo de los requerimientos, puede suponer más de 1.000 euros. Y no olvides el presupuesto del tocado, zapatos, ropa interior… El traje de marinero o de almirante puede suponer más de 350 euros. Además, ten en cuenta que los trajes de ceremonia que no sean específicos de comunión también pueden resultar caros si los tejidos son de mucha calidad.

Además, si quieres un reportaje fotográfico de alta calidad, puedes tener un coste que podría superar los 1.000 euros.

Es posible que el regalo también eleve mucho el presupuesto, especialmente si consiste, por ejemplo, en un viaje, un juguete exclusivo, la inscripción en una actividad de ocio que sea cara, etc.

Sea cual sea tu presupuesto, no olvides el sentido de la comunión, ni los valores y experiencias que queréis transmitir, ni las personas con las que queréis celebrarlo. Serán la mejor guía para acertar con el presupuesto. Pero también que, si lo precisas, tu entidad bancaria te puede ayudar a costearlo.

Imagen|iStock.com/karelnoppe

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons