15
jul 15
Compartir

Presupuesto del hogar

Si estás dándole vueltas a la forma de optimizar la forma en la que gastas tu dinero, una de las mejores herramientas que tienes a tu disposición es el presupuesto familiar. Se trata de una excelente ayuda para prever los ingresos y gastos de todo el año, así como las opciones que tendrás que usar para cuadrar las cuentas cada mes. Por ejemplo, pidiendo financiación, es decir, solicitando un préstamo, usando la línea de crédito de la tarjeta, o pidiendo un anticipo de nómina.

El presupuesto familiar es una herramienta viva, que se debe crear antes de comenzar el año y que hay que revisar permanentemente, ya que alimentarlo con datos reales permite tomar mejores decisiones y ahorrar. Así te puede ayudar de la misma forma que ayuda a las empresas que los utilizan para controlar sus negocios. A continuación, te contamos todos los pasos que tienes que dar para crear tu presupuesto familiar y empezar a optimizar tu dinero.

Pasos para crear un presupuesto familiar

Lo primero que tienes que hacer es una lista de todos los gastos de cada mes. Pensar en grupos de gasto por categorías te ayudará a identificarlos y también a trabajar con el presupuesto en el futuro. Estas son algunas ideas de categorías y gastos típicos que pueden tener una familia:

  • Cuotas de préstamos: hipoteca, préstamo vehículo, pagos por aplazamiento de compras con tarjeta de crédito.
  • Seguros: vida, vehículos, salud, etc.
  • Impuestos: IRPF, Impuesto de Circulación, etc.
  • Recibos de servicios: agua, gas, electricidad, teléfono, etc.
  • Suministros del hogar: alimentación, productos de limpieza, consumibles, etc.
  • Gastos de vivienda: comunidad, seguros, servicio del hogar, alquiler, etc.
  • Gastos de transporte: metro, bus, combustible, cambio de ruedas, revisiones, etc.
  • Niños: colegio, material escolar, ropa, etc.
  • Ocio: vacaciones, salir, aficiones.
  • Ahorro: planes de pensiones, fondos de emergencia, ahorro para fines concretos (estudios, viaje,…), etc.
  • Imprevistos: gastos sanitarios, multas, averías, etc.

Preparar la lista es algo que debe resultarte sencillo, basta con ponerse manos a la obra delante del ordenador y comenzar a apuntar los principales conceptos que generan gastos en tu economía personal. Si necesitas inspirarte, puedes usar la lista de movimientos de tu cuenta y tarjetas de crédito.

Una vez que has identificado los gastos en las categorías más importantes, puedes continuar y situar el importe de cada gasto sobre una tabla mensual. Algunos gastos serán recurrentes, es decir, se repetirán varias veces al año (pago de teléfono, luz, agua), mientras que otros sólo tendrán lugar una vez (pago de Impuesto de Circulación). Así ya tendrás el mapa de gastos anual.

A continuación, tienes que identificar las fuentes de ingresos que tienes y estimarlos para cada mes del año, situándolos sobre la tabla de la misma forma que los gastos, pero con un color diferente para diferenciarlos a simple vista. Una vez colocados sobre la tabla, tienes que restar a los ingresos los gastos y así sabrás el balance previsto de cada mes.

Usar colores te ayudará a identificar fácilmente qué partidas son ingreso y cuáles gasto, o qué meses tienes superávit o más gastos que ingresos. Úsalos con moderación y verás cómo la tabla queda muy bien. Otra ayuda interesante es sumar los subtotales por categoría, agregando los importes por grupos de gasto, para que puedas identificar dónde te gastas más dinero cada mes.

A continuación, te mostramos un ejemplo de cómo quedaría un presupuesto (para que se vea bien, sólo hemos considerado tres meses, pero tú debes añadir al menos todo un año):

Tabla presupuesto familiar

Ya tengo el presupuesto montado, ¿cómo puedo sacarle partido?

Una vez confeccionada la tabla anual con el presupuesto, lo primero que debes hacer es fijarte en los meses en los que esperas un saldo negativo, es decir, cuando tienes previsto gastar más dinero del que vas a ingresar, para preguntarte:

  • ¿Cómo voy a poder cumplir todos los compromisos de pago?
  • ¿Puedo ahorrar en los meses previos para poder cumplir?
  • Si no tengo ahorros, ¿dispongo de acceso a financiación (préstamo, tarjeta, anticipo de nómina, etc.) para poder cumplir?

Para los meses en los que se ingresa más de lo que se gasta, las preguntas más interesantes son las que van enfocadas hacia el uso inteligente de tu superávit, es decir, hacia el ahorro:

  • ¿Me hará falta más adelante o lo puedo invertir en algún producto de ahorro?
  • ¿Qué opción me interesa más para sacarle partido al dinero que no tengo previsto gastar?
  • ¿Me compensa colocar todo o una parte en algún producto bancario (depósito, plan de pensiones) y obtener una rentabilidad?

El presupuesto es una “herramienta viva”, que debes alimentar al menos una vez cada mes, confirmando los importes gastados y añadiendo los que han surgido y no tenías previstos. Así podrás disponer siempre de la mejor información para tomar decisiones y anticiparte a las necesidades de financiación, optimizando tus gastos financieros.

Por ejemplo, un mes en el que ves que te vas a quedar corto por 100 euros, puedes optar por hacer frente a algún pago con la tarjeta de crédito o disponer de esa cantidad de efectivo de la línea de crédito, pagándolo al mes que viene o aplazando la devolución en varios períodos.

Si las necesidades son mayores, por ejemplo, para las vacaciones y la vuelta al cole en agosto y septiembre, puedes pedir un préstamo personal y así pagar una cantidad más ajustada de intereses. Ten claras tus necesidades, que nosotros te ayudamos con la financiación.


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons