04
Ago 16
Compartir

En verano, al contar con más tiempo para el ocio, se multiplican los gastos, como si la temida cuesta de septiembre nunca fuera a llegar. Y aunque siempre es aconsejable llevar una cantidad de dinero en efectivo para poder hacer frente a cualquier imprevisto, las dudas pueden surgir ante el dinero en plástico: ¿qué es preferible usar: las tarjetas de crédito o de débito?

Nadie duda de que las tarjetas de crédito y débito son un medio de pago muy recomendable en los viajes y en el extranjero. No obstante, las dos tienen sus ventajas e inconvenientes y es por eso que hay que darlas un uso diferenciado.

Tarjetas de crédito o débito: ¿cuál me llevo de viaje?

Si se puede elegir, las dos. Combinar los dos tipos puede sacarte de grandes apuros. Por ejemplo, puede salvarte de un apuro si cuentas con dos carteras y llevas una tarjeta en cada una. Seguro que más de uno ha perdido el monedero o “se lo han perdido” y ha tenido que recurrir a la otra tarjeta que guardaba en otro lado. ¡Nunca se sabe!

Por eso, no las lleves todas juntas en la misma cartera. Si viajas solo, sepáralas entre algún compartimento o bolsillo y tu cartera. Si viajas con más gente, quizás puedas confiársela a otra persona cercana.

Sin duda, las dos tienen ventajas e inconvenientes y es por eso por lo que sus usos son diferentes. En caso de pagos más grandes o de no saber la cuantía exacta de lo que se va a gastar, las tarjetas de crédito son la mejor opción. Con ellas, podrás disponer de dinero aún cuando no tengas efectivo en tu cuenta.

Si por el contrario quieres evitar a toda consta gastos superfluos, grandes o innecesarios ya que has planeado tus vacaciones con un presupuesto austero, las de débito o el efectivo serían la mejor elección. Con este plástico nadie (incluido tú) podrá gastar más dinero del que tenga en la cuenta corriente. No es pues de extrañar que las de débito sean más efectivas para controlar el gasto.

De todos modos, antes de decidirte por una u otra, debes tener claras las comisiones que aplica el banco cada vez que usas tu tarjeta de crédito o débito en un cajero tanto dentro como fuera del país. De hecho, si viajas al extranjero, ten en cuenta que se suelen aplicar recargos por cambio de divisa, aplicadas tanto en las extracciones en cajeros como en las compras.

Tarjetas de crédito: benefíciate de los seguros incluidos

La gran mayoría de usuarios de tarjetas de crédito desconoce los seguros que suelen llevar asociados esta forma de pago, como los de vida, robo y extravío, o de protección de compras. Aunque algunos se repercuten en el mantenimiento de la tarjeta, otros son gratuitos.

El que más nos interesa durante el verano es el seguro de viaje. La mayoría de las tarjetas de crédito incluyen coberturas ante accidentes, enfermedades y los posibles gastos médicos generados en un viaje. También pueden hacer referencia a la asistencia por retrasos o cancelaciones de los billetes comprados con la tarjeta de crédito.

Tarjetas de crédito: ¿las nuevas navajas suizas?

Como bien sabéis, una navaja suiza se caracteriza por tener varias funciones (tijera, destornillador, cuchillo, etc.). Pues algo parecido sucede con la tarjeta de crédito, ya que podrás acceder a varios servicios que sin ella te serían más difíciles.

A la hora de reservar un viaje, por ejemplo, al alquilar un coche o un apartamento, es bastante frecuente que la empresa exija los datos de una tarjeta de crédito para completar la reserva, incluso cuando se pacta que no se paga en el momento, sino día o semanas después.

Pero, ¿con qué fin se pide al cliente la tarjeta bancaria? Una tarjeta de crédito ofrece mayores garantías  y la empresa del servicio puede usar la tarjeta para comprobar la autenticidad de la reserva de las siguientes maneras:

  • Emitiendo un pequeño cargo de comprobación que será devuelto más adelante para asegurarse de que la tarjeta es válida y tiene fondos disponibles.
  • Bloqueando una cantidad de dinero de la línea de crédito.

Veámoslo con el ejemplo de una reserva de un coche de alquiler durante dos días por 200 euros, más un seguro del vehículo de 50 euros a pagar cuando se recoja el vehículo. La compañía posiblemente te exija una tarjeta de crédito para poder cerrar la reserva actuando de la siguiente forma:

  • Bloqueando el importe de 200 euros en el momento de la reserva (recuerda que el que lo bloqueen no significa que hagan el cargo).
  • Cuando se acuda al punto de recogida, la empresa de alquiler puede activar otro bloqueo de 50 euros para dar cobertura al pago de la franquicia del seguro.

Así que no te olvides de llevar las tarjetas contigo este verano. Al margen de permitirte pagar, te pueden sacar de más de un apuro…

Imagen | Flickr

Artículos relacionados:

2 respuestas a “¿Tiro este verano de la tarjeta de crédito o de la de débito?”

  1. Rosa dice:

    Buenas tardes, me gustaría saber si la tarjeta de crédito después (la azul) tiene seguro de viaje y que seguros tiene asociados. Muchas gracias.

    • BBVA Responde dice:

      Hola Rosa, la tarjeta Después lleva asociado un seguro de Atraco en cajero, si necesitas más información sobre el mismo, puedes consultar a través de Línea BBVA (902224466), con tu oficina o gestor. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons