15
sep 15
Compartir

Trabajo

El mercado de trabajo en España va revitalizándose poco a poco tras unos duros años de crisis económica en los que se ha destruido mucho tejido productivo y laboral. Las cifras se van recuperando y las empresas vuelven a ofertar puestos de empleo que, en muchos casos, no tienen nada que ver con los anteriores a la crisis, sobre todo en lo que a condiciones se refiere.

El mercado laboral ha cambiado radicalmente en los últimos siete años. Principalmente, a causa de una reforma laboral que ha puesto la competitividad a la cabeza del sistema y ha obligado a las empresas a implementar cambios en su estructura para adaptarse a las nuevas condiciones del entorno.

En este contexto, y si estás haciendo entrevistas de trabajo en este momento o te encuentras en búsqueda activa, es conveniente tener en cuenta una serie de cosas antes de decidirte por un empleo u otro.

Definir los objetivos

Puede que parezca de perogrullo, pero es básico establecer antes hacia dónde se quiere ir, sobre todo antes de equivocarse de camino. Debes plantearte qué puesto te gustaría desempeñar, qué salario te gustaría ganar, qué sector es el que más te gusta y en el que más encajarías, y qué perspectivas de futuro tienes. Es importante apuntarse a las ofertas de empleo o acudir a las entrevistas que realmente te gusten y en las empresas en las que realmente creas que puedas encajar. Disparar a todo sin ningún criterio no tiene sentido y hará más lento el proceso de búsqueda.

Sé sincero contigo mismo (y con los demás)

Aunque hay puestos de trabajo que a todo el mundo le encantaría desempeñar –por lo interesantes que son, por lo bien pagados que están, por el lugar en el que se trabajaría, etc-, es preciso que seas sincero contigo mismo y, si es es el caso, reconozcas que careces de los conocimientos que requieren o de las aptitudes que se solicitan. Aunque sea desagradable, esto también te ahorrará tiempo y más de un mal rato en alguna entrevista cuando descubran que no cubres las expectativas de la empresa. Hacerse pasar por alguien que no eres es algo que no funciona en el mercado laboral, donde la experiencia se demuestra cada día.

¿Es el dinero lo más importante?

Hoy por hoy, con la situación de crisis actual, el salario se ha convertido en el aspecto primordial a la hora de elegir un trabajo. Muchas personas, cuando se ven en la tesitura de elegir, prefieren uno en el que cobren más aunque el puesto en sí les atraiga menos. Esto les ocurre sobre todo a las personas que ya tienen hijos a su cargo, una hipoteca o unas obligaciones mensuales que les hace valorar la parte económica por encima de las demás.

Pero otras personas –sobre todo, los más jóvenes- no sienten esa presión a la hora de decidirse por un puesto de trabajo. Precisamente, por la situación en la que están, en la que sus gastos son menores, pueden optar por ofertas de empleo que les ofrezcan más cosas a parte de una remuneración alta. Es decir, no se trata de trabajar gratis o por una cantidad irrisoria, se trata de bajar algo las expectativas salariales si la empresa ofrece al empleado formación y opciones de crecer como profesionales. El hecho de que la compañía te ofrezca cursos de idiomas, de nuevas tecnologías o de finanzas, puede completar un salario más discreto.

No te pongas límites

Muchas veces, antes de que la empresa descarte al demandante, él lo hace directamente porque le da miedo el cambio que supondría en su vida aceptar ese trabajo. En este caso, se trata sobre todo de los puestos de empleo en el extranjero. Con la crisis, muchos españoles se han marchado a trabajar fuera y, aunque al principio se sintieron solos e inseguros –como es lógico-, después acabaron encantados con su nuevo país y su nueva experiencia. Otros, no tanto, pero la mayoría asegura que una temporada fuera de España les ha ayudado a crecer como profesionales y como personas.

No te cierres puertas por miedo a lo desconocido, quizá el trabajo de tu vida se encuentra a kilómetros de tu casa. Eso sí, siempre hay que ser sincero con uno mismo, como comentábamos anteriormente, y si se trata de que tampoco te ves capacitado para ese puesto de trabajo, es mejor no optar a él.

La conciliación, cada vez más importante

Durante todo el verano se ha venido hablando del tema de la conciliación familiar y laboral en los medios de comunicación y en las redes sociales de profesionales. Cada vez se da más importancia a poder pasar tiempo de calidad con las familias y se está más concienciado de que el futuro del mercado laboral debe caminar por ese lado. Por ello, si estás de acuerdo con esta corriente que aboga por reducir las jornadas laborales y apostar más por el teletrabajo, tienes que elegir un lugar de trabajo acorde con estas premisas. Antes de aceptar, infórmate sobre los horarios, los días libres, la posibilidad de trabajar desde casa… Es fundamental si no quieres llevarte una sorpresa desagradable en tu primer día de trabajo.


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.



Una Respuesta a “Qué hay que valorar a la hora de decidirse por un trabajo”

  1. teresa dice:

    Lo más importante son las funciones del puesto. Lo que se hace y aprende día a día. El candidato debe ser sincero pero las empresas también y muchas veces no lo son. Conozco gente con contratos indefinidos y buen salario en puestos vacíos de contenido y la empresa eso se lo calla. Me sorprende que hoy en día se infrautilicen recursos.

Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons