28
jul 16
Compartir

Reflexiones financieras veraniegas

El verano es una época propicia para descansar y realizar actividades distintas a las cotidianas, por lo que es un excelente momento para la reflexión. Aprovecha ese tiempo para detenerte y pensar en tus finanzas personales. A continuación, te proponemos siete reflexiones que te conviene hacer este verano.

1) Piensa en tu jubilación

El camino hacia la jubilación necesita de una reflexión y una planificación. Si comienzas a ahorrar hoy, el día de mañana podrás disfrutar de una buena pensión, pero para ello es un requisito indispensable apoyarse en una buena planificación que tenga en cuenta tus circunstancias personales.

Deberás reflexionar sobre tus expectativas de ingresos laborales y no laborales a corto y largo plazo, los riesgos que puedan afectar a esos ingresos, las expectativas de ahorro, cómo reducir los gastos innecesarios y cómo reforzar los ingresos. Además, deberás pensar dónde colocar el ahorro.

2) Invierte en formación

La formación es una actividad muy importante y no solamente para los más pequeños. Además de aportar nuevos conocimientos y de entrenar destrezas, contribuye a generar relaciones sociales y a fomentar una actitud proclive al aprendizaje, muy importante desde el punto de vista laboral y humano.

Pero hay que plantearse cómo invertir en formación. Hay recursos gratuitos que pueden ser interesantes, pero también recursos educativos de pago que requieren una financiación: de los ahorros, de las becas, de préstamos, etc. Y no olvides reflexionar sobre todos los gastos adicionales a la matrícula que suponen los estudios y que están a la vuelta de la esquina: ropa, comedor, material didáctico, actividades extraescolares, excursiones…

3) Planifica las reformas del hogar

El verano es un buen momento para planificar las reformas que se deben hacer en el hogar, así como las actuaciones extraordinarias de mantenimiento y reparación y también para realizar las revisiones ordinarias del hogar. Se dispone de más tiempo y la urgencia de otras épocas del año no te llevará a tomar decisiones inadecuadas.

Debes pensar en las ventajas y en los costes y riesgos de las posibles reformas, pero también en su financiación. Es conveniente que elijas no solamente las reformas que quieres hacer y las que quieres descartar, sino también el calendario oportuno para llevarlas a cabo.

4) Reflexiona sobre tu relación con la tecnología

Estamos rodeados de nuevas tecnologías. BBVA es un buen ejemplo de ello con su transformación, que te facilita tanto las pequeñas cosas de la vida. Es muy importante que estés al día en las tecnologías que más necesitas.

Puedes aprovechar este verano para una doble reflexión. Por una parte, pensar sobre los conocimientos tecnológicos que no tienes y que mejorarían tu vida en algún aspecto. Por otra, es interesante que te detengas a pensar en los equipamientos tecnológicos que necesitarás a corto y largo plazo.

5) Protege tu salud

Tu salud condiciona, entre otros importantes aspectos, tu forma de vida, tus expectativas de futuro y tus finanzas personales. La relación entre tu salud y tus finanzas personales debe ser uno de los principales ejes de la reflexión.

Por un lado, debes pensar que mejorar tu salud sería un elemento favorecedor de tus finanzas personales. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la financiación no solo se corresponde a los gastos médicos, sino también a todos los gastos de desplazamiento, estancia y manutención asociados a las actividades necesarias para la conservación y mejora de la salud, como los hábitos de vida saludables.

6) Planificación fiscal de 2017 y del último tramo de 2016

El verano suele ser una temporada de lamentaciones fiscales. Terminada la campaña de la declaración de la renta es habitual que muchas personas sientan que podrían haber llevado a cabo una mejor planificación fiscal. Si tú eres una de esas personas, deberías tomar medidas desde ya. Ten en cuenta el impacto fiscal de todas tus decisiones.

Tus ahorros son uno de los campos donde puedes obtener mayores ventajas fiscales. Por ejemplo, puedes disfrutar de las asociadas a los planes de pensiones o a los fondos de inversión, entre otros productos de ahorro a largo plazo. No dejes de reflexionar sobre qué opción es la mejor para ti.

7) Valora el consumo responsable

El verano es un período de decisiones muy importantes de consumo, particularmente en lo que se refiere a ocio y tiempo libre y en los gastos relacionados con el nuevo curso escolar y laboral.

Por ello, es muy conveniente que reflexiones sobre qué necesitas realmente, sobre lo que no necesitas pero te gustaría y qué impulsos te llevan al malgasto. Y debes pensar sobre la sostenibilidad ambiental y financiera de tus opciones de consumo. De lo que se trata es de ahorrar en la medida de lo posible, pero no traspasar ese punto en el que algunos ahorros se convierten en contraproducentes.

Imagen | iStock.com/AntonioGuillem


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons