13
Abr 16
Compartir

Como cada año por estas fechas, la Campaña de la Renta arranca con el objetivo de que los contribuyentes pongan en orden sus cuentas con el fisco respecto a los ingresos obtenidos el ejercicio anterior, en este caso el de 2015. Para muchos, esta fecha está marcada en rojo en el calendario, puesto que supone la llegada de un ‘aguinaldo’ extra en forma de devolución justo antes de las vacaciones de verano.

Sin embargo, para otros, hacer la declaración del IRPF se antoja como una auténtica odisea, pues las modificaciones que se incluyen cada año traen más de un quebradero de cabeza y obligan en algunos casos a tener que recurrir a un asesor fiscal para no cometer ningún error que les pueda llevar a recibir una sanción por parte de Hacienda.

Por ello, y al calor de las modificaciones que ha introducido este año la reforma fiscal del gobierno en funciones, repasamos las principales novedades que se incluyen este año y que, en este caso, te van a sorprender, pero para bien.

Más fácil y más rápido con Renta Web

El smartphone se ha convertido ya en una extensión de sus propietarios. Con él puedes realizar multitud de trámites, tales como pagar las facturas o hacer la compra. Por ello, la Agencia Tributaria ha querido adaptarse a esos nuevos modos de vida y hacerte más llevadero el paso por la declaración lanzando el sistema Renta Web, que permite hacer la declaración a través de cualquier dispositivo (tablet, móvil, etc.), de una forma más rápida y sencilla. Se trata de una combinación entre el borrador y el tradicional Programa PADRE, que permite descargar todos los archivos y comprobarlos antes de validar o modificar la declaración, incluyendo bonificaciones y deducciones. Eso sí, los autónomos y las personas que declaren actividades económicas se quedan fuera de este servicio.

La devolución, más rápida por Internet

Si estás entre ese grupo de personas que no necesita acudir a una delegación de la Agencia Tributaria para hacer correctamente la declaración del IRPF y puedes completarla sin problemas por Internet, estás de enhorabuena. En el caso de que te salga a devolver, recibirás la devolución más rápido, ya que haciendo el proceso a través de la web facilitas el trabajo de Hacienda y podrás cobrar tu devolución antes. Aunque la AEAT tiene seis meses de plazo para devolverte el dinero, normalmente no suele tardar más de un mes, a no ser que necesite recabar más información.

¿Tienes hijos?

Si la respuesta es afirmativa, podrás optar a más ayudas. Las bonificaciones por tener hijos no son una novedad, pero la reforma fiscal llevada a cabo por el gobierno el año pasado incluyó una nueva ayuda de 1.200 euros al año para los contribuyentes con familia numerosa o con descendientes o ascendientes discapacitados a su cargo. Esta ayuda se puede percibir al hacer la declaración -como devolución- o se puede pedir por adelantado, de modo que se cobrará en importes de 100 euros al mes.

Si inviertes, tienes más ventajas este año 

La reforma fiscal también ha traído mejoras para las ganancias especulativas, es decir, las que se generan por invertir en diferentes clases de activos. A partir de este año, todas las pérdidas y ganancias patrimoniales, incluso las generadas en un año o menos, se podrán integrar en la base imponible del ahorro con unos tipos más bajos, que se quedan en el 19,5% para las plusvalías por debajo de 6.000 euros, del 21,5% para los importes entre 6.000 y 50.000 euros, y del 23,5% para las que superen los 50.000 euros. Además, se permite que los rendimientos negativos del capital mobiliario se compensen con las ganancias patrimoniales y viceversa. Este año el porcentaje de compensación es del 10%, pero para el año que viene asciende al 15%, en 2017 al 20% y en 2018 al 25%.

Premio a la solidaridad 

Si colaboras con ONG o entidades sin ánimo de lucro, este año tendrás más ventajas fiscales. A partir de esta campaña, el contribuyente se puede desgravar el 50% de los primeros 150 euros donados a las asociaciones acogidas en la Ley 49/2002 y un 27,5% del resto de las aportaciones, porcentaje que aumenta al 32,5% si la cantidad donada no se ha reducido en cada uno de los últimos tres años. Además, las ganancias patrimoniales derivadas de donar bienes están exentas de tributación.

Al margen de tener en cuenta estas cinco novedades, recuerda revisar detenidamente el borrador antes de validarlo. Según estimaciones del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), uno de cada tres no es correcto por errores, omisiones o imprecisiones. Así que atento, para que puedas beneficiarte de todas las reducciones y deducciones fiscales aplicables a tu declaración. Saldrás ganando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons