20
Abr 16
Compartir

Confirmar el borrador de la declaración de la renta no es un trámite menorsino que requiere un tiempo prudente antes de darle a validar, puesto que, si no se comprueban bien todos los datos, se pueden perder por el camino importantes beneficios fiscales o, en el peor de los casos, sufrir una sanción por parte de Hacienda.

Por ello, hay una serie de casillas que no se deben dejar de revisar unas cuantas veces, ya que, en ocasiones, la Agencia Tributaria envía los datos con errores u omisiones que conviene comprobar antes de aceptar la declaración.

1. Datos, personales, familiares y estado civil

A lo largo del año, el contribuyente puede haberse mudado de casa o ciudad, cambiado de estado civil o haber agrandado la familia, por lo que es imprescindible que quede constancia de ello en la declaración de la renta. Sobre todo en el caso de los nacimientos, ya que si no están computados se pueden perder importantes deducciones, sobre todo autonómicas. Asimismo, si algún miembro de la familia tiene alguna minusvalía o discapacidad, hay que asegurarse de que se incluye en el borrador por el mismo motivo, pues de lo contrario el importe a devolver será inferior.

2. Deducciones autonómicas

Este punto es muy importante y en el que más hay que fijarse, pues la Agencia Tributaria no incluye en el borrador las deducciones autonómicas del contribuyente, por lo que es una tarea que le corresponde a éste en exclusiva. Estas van desde la ayuda al alquiler hasta las deducciones por el material escolar de los niños, por lo que primero hay que hacer la tarea previa de informarse de las deducciones en vigor en cada Comunidad Autónoma, las cuales son muy diferentes, a pesar de haber algunas en común.

3. Especial atención, autónomos 

La cuestión de la declaración de la renta se pone aún más seria cuando se trata de los autónomos. Los autónomos son quienes más tienen que revisar la declaración de la renta por su especial situación dentro del colectivo de IRPF, por ello la mayoría suele recurrir a un asesor fiscal, pues los datos y facturas a incluir son de lo más variado y cualquier fallo puede ser perjudicial para el negocio.

4. La vivienda

En el apartado de la vivienda hay varios aspectos que deben ser revisados. Por un lado, aunque la deducción estatal al alquiler acaba este año, solo es para los contratos firmados a partir del 1 de enero de 2015, por lo que si tu contrato se firmó antes podrás seguir beneficiándote de ella. Del mismo modo ocurre con la deducción por la compra de vivienda, la cual termina solo para las adquisiciones realizadas a partir del 1 de enero de 2013.

Por otra parte, es imprescindible revisar que el 100% de la hipoteca se destina a la vivienda, pues si se ha pedido una ampliación con otra finalidad y no se especifica en el borrador el porcentaje real que va destinado a la casa, Hacienda puede reclamar la diferencia y sancionar al contribuyente.

5. Donaciones y afiliaciones

La solidaridad desgrava, y ser afiliado a un partido político, también. La entidad que ha recibido las donaciones hace constar a Hacienda estos pagos, por lo que en principio deben venir ya incluidas en el borrador, si bien es mejor asegurarse. Un despiste podría hacerte perder importantes rebajas fiscales, pues la reforma fiscal ha aumentado la deducción por los primeros 150 euros donados al 50% y al 27,5% para el resto de aportaciones, aunque el porcentaje a desgravar puede ascender al 32,5% si la cuota donada se ha mantenido inalterable en los últimos tres años.

6. Cuidado con las ganancias patrimoniales

Las ganancias derivadas del patrimonio quedan muchas veces en el olvido al hacer la declaración de la renta, lo que obliga a la Agencia Tributaria a liquidarlas después, una tarea que lleva aparejada una sanción. Esto es bastante habitual con la venta de inmuebles, acciones o ayudas oficiales, como el plan PIVE para la compra de un vehículo.

7. Rentas del trabajo: no todo está incluido

También hay que poner especial atención a las rentas del trabajo, pues no siempre se incluye todo al dedillo. En este campo hay que revisar dos aspectos: por un lado, en el apartado de ingresos pueden existir algunos que no constan en el borrador, como es el caso de los pensionistas retornados que cobran de la Seguridad Social extranjera, que envía los datos a España con bastante retraso. La situación de las empleadas del hogar también las obliga a mirar bien los ingresos de su borrador. En segundo término, también hay que repasar los gastos, pues algunos deben ser incluidos directamente por el contribuyente, por ejemplo, las cuotas sindicales, los gastos jurídicos, etc.

8. Planes de pensiones

Estos también deben constar en el borrador, de hecho es la gestora del Plan de Pensiones la que debe enviar estos datos a Hacienda, pero es importante comprobar que son correctos. Deben tenerse en cuenta las reducciones aprobadas si se ha tenido que rescatar el plan en forma de capital por situaciones de jubilación, invalidez o desempleo de larga duración.

2 respuestas a “Las ocho cosas que debes revisar antes de enviar tu declaración de la renta”

  1. JOSE MOLINA dice:

    Podrían informar sobre la deducción sobre familia numerosa. muchas gracias.

    • BBVA Responde dice:

      Hola Jose, para cualquier consulta sobre deducciones en la declaración debes dirigirte a la Agencia Tributaria. Ellos te informarán. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons