10
mar 16
Compartir

las-anheladas-vacaciones-1

Las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina y es probable que estés planeando la correspondiente escapada, si es que no lo has hecho ya, aunque, este año caen muy pronto y es posible que aún no hayas podido recuperarte de la resaca de gastos navideños.

En este contexto es en el que aparece la idea del alquiler vacacional como opción más económica para pasar tus días de descanso lejos de casa. Y, además, online. En los últimos años, aupadas por la crisis, las plataformas de alquiler vacacional, e incluso de intercambio de casas, han irrumpido en estampida en el sector turístico. Tanto es así, que muchas se han acabado convirtiendo en potentes empresas que mueven millones de euros al año, como Airbnb.

Esta firma, fundada en San Francisco (EE UU) en el año 2008, cubre alrededor de dos millones de alojamientos en 192 países y 33.000 ciudades, lo que supone abarcar prácticamente todo el globo. En esta plataforma, los particulares ponen en alquiler su vivienda o viviendas para uso vacacional. Desde su creación se han efectuado nada menos más de 10 millones de reservas, lo que da una idea de cómo lo que se ha llamado economía colaborativa se está instalando en nuestro ADN.

Pero hay más compañías en el mercado: HouseTrip, Only Apartaments, HomeAway o IntercambiaCasas han arrebatado una buena cuota de mercado a los hoteles o apartamentos tradicionales, algo que ha revolucionado el sector y  también ha generado una gran polémica. Haciendo a un lado esto último y centrándonos en el usuario vamos a hacer un análisis sobre las ventajas y desventajas de alquilar alojamiento por Internet.

Las ventajas del alquiler de alojamiento online

  • Ahorro: la ventaja principal de optar por este modo de alojamiento en vacaciones es el ahorro, de ahí que surgiera esta opción. Alquilar la casa a un particular directamente te ahorra la comisión que te cobran las agencias de viajes e incluso, en algunos casos, te permitirá negociar el precio directamente. Por ejemplo, una familia con dos niños, que muchas veces se ve obligada a pagar por dos habitaciones en un hotel, desembolsará en torno a un 50% menos por uno de esos alojamientos.
  • Viajar más: derivada del ahorro que supone esta fórmula, está la opción de permitirte viajar más. Si antes destinabas todo tu ahorro vacacional a un gran viaje al año, ahora podrás repartirlo entre algunos más, pues el ahorro del alquiler online es considerable si se compara con la estancia en un hotel con todos los servicios y comodidades incluidos.
  • Conocer gente: esta forma de economía colaborativa incide mucho también en la idea de relacionarse con personas diferentes y compartir experiencias. En este caso, puedes elegir alquilar una habitación en un apartamento si viajas solo o con un solo acompañante, por lo que puedes acabar ‘compartiendo piso’ con otros turistas de otras ciudades o países que pueden generar nuevas amistades inesperadas.
  • Agilidad en tus gestiones: alquilar un apartamento para tus vacaciones por Internet puede llevarte, como mucho, media hora. Si tienes ya elegido tanto el lugar como el alojamiento, cerrar la transacción no debería llevarte mucho tiempo. Si esto lo comparamos con la reserva de vacaciones tradicional, el ahorro de tiempo es considerable, un factor vital en una sociedad en la que el tiempo es oro.
  • Un alojamiento en cada pueblo: otra de las grandes ventajas de este tipo de alquiler es que se multiplica exponencialmente el número de lugares disponibles. Ya no hay que ir a tal o cual sitio que cuente con un hotel, un hostal o una casa rural. Con el auge de estas plataformas, ya es posible encontrar alojamiento en muchos lugares impensables, ya que lo único que se precisa es que uno de sus habitantes quiera poner su casa a disposición de otros.

Los inconvenientes del alquiler de alojamiento online

Como todo en esta vida, el alquiler online de las vacaciones también tiene sus contras y es conveniente que los conzocas antes de que tomes una decisión en firme.

  • Que no te timen: alquilas un apartamento céntrico, grande y bien decorado para tus vacaciones de Semana Santa en una capital europea y cuando llegas allí…tu gozo en un pozo. El piso es minúsculo, la localización no es tan céntrica como prometía el portal web, el aire acondicionado está estropeado… Vamos, que al final has pagado más de lo que un apartamento de esas características merece. La desventaja del alquiler vacacional es que se basa en la confianza, pues a diferencia de la búsqueda de residencia, no puedes ir a visitar el piso antes para decidir si te lo quedas o no. De ahí que puedas llevarte una decepción de este tipo. Una forma de evitarlo en gran medida es fíarte del “boca-oreja”, es decir, consulta con tus amigos, familiares, compañeros de trabajo o clase, y consulta los portales que te recomienden y que hayan probado más de una vez. Si bien, ten presente que el alquiler vacacional online es en parte, una aventura (nunca sabes, en realidad, lo que vas a encontrar en tu lugar de destino) pero si haces tu reserva en las páginas más grandes y con más tráfico de visitas y clientes, tendrás más garantías.
  • Sorpresas inesperadas: otro caso que puede ocurrir es que, llegas al destino, el piso es el de las fotos, todo está en orden pero… la casa está sucia o le faltan utensilios de baño o cocina o, pero aún, hay insectos. En este caso, puedes reclamar al arrendador que lo solucione, pues no es un problema de fraude de expectativas, sino que el dueño debe tener acondicionada la estancia. De no ser así, se puede denunciar a través de la web de alquiler.
  • Lo barato…a veces sale caro: decides alquilar un apartamento online para ahorrarte un dinero en tus vacaciones, pero puedes acabar gastando más si no atas todos los flecos. Cuenta con que vas a tener que comer fuera o cocinar, pues habitualmente no tienes servicio de comidas como en los hoteles. Además, si no está bien ubicado, tendrás gasto extra en transporte para moverte por la ciudad a la que viajes.

Por supuesto, elijas la opción que elijas debes tener en cuenta más cosas a la hora de hacer cuentas, así que no olvides los imprevistos: que algo se pierda, que necesites comprar algo con urgencia, que te pongas enfermo y necesites medicamentos, etc… Por eso, conviene hacer un presupuesto antes de emprender la aventura para decidir si finalmente te va a ayudar a ahorrarte unos euros o te hará gastar más.

Por otro lado, siempre hay ocasiones especiales en las que destinar más presupuesto a viajar, es algo que puede entrar en nuestro presupuesto y para lo que podemos usar las distintas opciones de préstamo (pero siempre con cabeza, analizando nuestro presupuesto y nuestra capacidad de pago a medio plazo). Optes por lo que optes, cuenta con tu nosotros y disfruta de ese descanso merecido.


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons