03
Sep 15
Compartir

segunda residencia mediterránea

El periodo vacacional va tocando a su fin y, aquellos afortunados que cuentan con una casa para disfrutar de esos días libres, ya sea en la playa, en la montaña o en el pueblo de toda la vida…  tienen un trabajo extra: dejar la casa lista para el invierno. Si eres uno de ellos te damos unos consejos a modo de “lista de comprobación” para que tu segunda residencia o casa de vacaciones no te genere gastos imprevistos ni quebraderos de cabeza:

Suministros

  • Agua: cierra la llave de paso principal, así evitarás posibles inundaciones.
  • Luz:  si no puedes dejar también cortada el paso general de la luz baja todos aquellos diferenciales que no se vayan a utilizar, así te ahorrarás  gastos residuales y que un posible cortocircuito provoque un incendio.
  • Gas: es más que recomendable dejar cortada la llave de paso de gas para evitar una posible fuga.

 

Electrodomésticos

Deja la nevera limpia y abierta, para evitar que prolifere el moho y los malos olores. Si vas a dejar el congelador encendido para reservar alimentos debes poner un “testigo” para comprobar, a tu vuelta, si se ha producido algún corte de suministro que haya hecho que se descongele y, por tanto, la comida haya quedado inservible, esto puedes hacerlo, dejando, por ejemplo, unos guisantes sueltos encima de una cubitera con agua congelada. Si a tu vuelta los guisantes están dentro de los cubitos significa que ha habido una descongelación ;).

Desenchufa todos los electrodomésticos eléctricos.

Si tu vivienda está en una zona en la que es posible que en invierno el agua se congele debes vaciar las tuberías: una vez cortada el agua abre los grifos y descarga la cisterna del wc. El agua al congelarse se expande y puede producir averías.

 

Alimentos y basura

Algo obvio es tirar toda la basura antes de salir para evitar malos olores y plagas, pero también debes tener en cuenta que debes dejar bien limpios los cubos de basura y pasar la aspiradora para no dejar posibles migas por la casa que pudiera atraer insectos o roedores. A la hora de reservar alimentos, como norma general te recomendamos que solo dejes en la casa aquello que está en lata o en botes con amplia fecha de caducidad, si tienes pasta, legumbres… guárdalas en botes para que se conserven bien y en armarios bien cerrados. Ten en cuenta la advertencia anterior sobre las temperaturas: latas y botes de cristal pueden abrirse o estallar si se congelan por lo que si tienes la casa en un lugar en el que pueda suceder esto es mejor que no las dejes allí.

 

Muebles y ropa

Si tu casa es muy soleada es más que recomendada que dejes persianas bajadas, cortinas y contraventanas cerradas… para evitar que el sol afecte a la coloración de tus muebles y suelos. Si la casa está en una zona de mucho calor no está de más dejar algunos recipientes con agua para que mantenga humedad (buena para los suelos y muebles de madera).   Intenta dejar los muebles de terrazas o jardín dentro de la casa para que la lluvia y el sol no los envejezca o echen a perder o el viento se los lleve.. Si no puedes, al menos tápalos con fundas impermeables opacas  y asegúrate de que están bien atados. En cuanto a los colchones, es mejor dejarlos sólo con una funda o sábana por encima; lava la ropa y guárdala en los armarios con repelente de polillas.  No está de más dejar repelentes naturales de insectos y roedores por la casa, en armarios, debajo del fregadero, trastero y garaje.

 

Seguridad

Cierra bien todas las puertas y ventanas, puedes instalar cierres de seguridad. No dejar a la vista nada que pueda atraer a los ladrones es más que recomendable. También puedes usar pequeños trucos, como programar el encendido y apagado de algunas luces en tu casa, para que parezca que está habitada.

Aunque sea tu casa de “verano”, tampoco debes descuidar el seguro de hogar que tengas contratado, dedica un par de horas a comprobar bien tu póliza y las opciones que incluye:, debes fijarte especialmente en que cubre desperfectos por averías, los supuestos que determina  y si hay o no un plazo máximo para pasar un parte desde que se producen los desperfectos (muy importante ya que no estás viviendo allí con regularidad), te animamos a comenzar por éste ;).

 

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons