01
jul 15
Compartir

Documentacion solicitar prestamo banco

Cuando un cliente solicita financiación le pedimos que aporte una serie de documentos para poder gestionar la operación. El motivo es que necesitamos acreditar la identidad de las personas que participan en la operación, así como llevar a cabo una serie de comprobaciones sobre los ingresos y gastos declarados, la finalidad del préstamo y valorar si se necesitan garantías para cubrirla.

Documentación para acreditar la identidad del solicitante

En primer lugar, necesitamos documentación para identificar a la persona o personas que solicitan la financiación y de todas aquellas que pudieran participar (titulares, avalistas, etc.). Es la forma de garantizar la legítimad de la operación y evitar casos de fraude.

El documento que se usa para identificar a las personas en España es el DNI, que puede ser sustituido por el pasaporte u otros equivalentes, como la Tarjeta de Identidad de Extranjero para las personas de fuera de España que residen legalmente en el país.

Documentación para justificar la necesidad de financiación

Otra documentación necesaria para estudiar una operación de financiación es la que justifica que el dinero se va a dedicar a una finalidad concreta, dentro de las que encajan con nuestra oferta comercial. Para cada tipo de operación, será necesario un documento, como un compromiso de venta de un bien, una oferta, un precontrato, etc.

En el caso de operaciones de compra de vehículos y viviendas, además, podemos necesitar que el cliente aporte documentación que justifique que el bien está disponible para la venta. Por ejemplo, un informe de un vehículo proporcionado por la DGT o una nota registral simple de la vivienda, documentos que muestran las posibles cargas sobre ambos.

Documentación para justificar ingresos y gastos

En el estudio de las operaciones de financiación también necesitamos documentación que permita identificar y justificar los ingresos y gastos recurrentes de la persona que la solicita. Con esta información, podemos valorar su capacidad de devolución del préstamo y determinar así el límite de capital que se le puede conceder en productos de riesgo.

La documentación solicitada para justificar los ingresos suele ser la nómina y la Declaración de la Renta, dado que recogen los ingresos mensuales y anuales del solicitante. Si tiene previsto recibir otros ingresos y rentas que no salen reflejados en estos documentos, puede aportar la información acreditativa que estime oportuna, como, por ejemplo, un acuerdo para la venta futura de una casa en propiedad o un contrato de alquiler de la misma.

Además, la Declaración de la Renta también informa de la situación de la persona (estado civil, hijos, etc.) y da una idea de gastos que pudiera tener contraídos, como es el caso de una hipoteca (si aplica deducción por vivienda habitual), entre otros.

La documentación que justifica gastos puede ser muy variada, pero sobre todo interesa la relativa a vivienda (contrato de alquiler, escritura de préstamo hipotecario, etc.), recibos domiciliados y otros de naturaleza recurrente, como es el caso de las pensiones compensatorias o por alimentos de hijos en caso de separación o divorcio y en caso de embargos.

A los trabajadores por cuenta propia es posible que les pidamos documentación adicional, como es el caso de los documentos acreditativos de la liquidación del IVA de los últimos períodos y otra relativa a su actividad económica.

Documentación en servicios de terceros

Además de la documentación anterior, solicitamos al cliente su permiso para consultar ficheros de terceras empresas, con el objetivo de comprobar información como el historial de cotizaciones a la Seguridad Social (a través del Informe de Vida Laboral), si existe alguna incidencia relevante por impagos en servicios bancarios y de otras compañías (recibos de telecomunicaciones, luz, gas, etc.) y otros préstamos contratados y que salgan reflejados en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

El acceso a estos servicios lo realiza el banco directamente, para lo que se solicita previamente la autorización de consulta. Si la persona que la solicita ya es cliente de la entidad, es posible que muchos de los documentos mencionados ya se hayan aportado a la entidad y no haga falta hacerlo de nuevo.

Documentación sobre garantías y avalistas

En función del tipo de operación de financiación y de las garantías que pudieran ser necesarias para llevarla a cabo, podemos pedir al cliente diferentes documentos. Por ejemplo, en el caso de un préstamo con garantía hipotecaria, se requiere una nota registral de la vivienda.

A los avalistas de la operación, les solicitamos documentación similar a la exigida a los titulares, dado que son una figura equivalente y que se haría cargo en caso de que no puedan cumplir sus compromisos de pago. Tendrán que acreditar su identidad, justificar ingresos y gastos, así como las propiedades que puedan disponer para ser considerados avalistas.


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons