08
May 17
Compartir

Parece que 2017 va a marcar de forma definitiva el fin de los tipos de interés al 0%, o incluso negativos, por lo que es necesario prepararse para asumir una subida de la hipoteca a medio plazo. El Banco Central Europeo puede subir los tipos a principios de 2018 si las condiciones macroeconómicas se mantienen.

Esto supondrá que muchos de los hipotecados verán cómo su cuota aumenta de forma progresiva. Hay que tener en cuenta que, tras años de descensos, los tipos han tocado suelo y, como máximo, se puede esperar que se mantengan durante un corto periodo de tiempo.

Cómo afrontar la subida de cuotas de la hipoteca

Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuándo será la revisión del euríbor que afecta a tu hipoteca. Lo habitual es que dicha revisión se realice una o dos veces al año, aunque puede ser con una mayor frecuencia. De esta forma, cada cliente podrá consultar la evolución del euríbor para saber si le va a afectar o no.

No se van a producir grandes saltos para volver a los niveles de 2008 previos a la crisis, en los que el euríbor se situaba en 4,498 %. A este porcentaje hay que sumar el diferencial que tenga cada cliente en su hipoteca. Pongamos como ejemplo una hipoteca por una cantidad de 150.000 euros a 25 años, por el que actualmente se está pagando un interés de un 1% (suma del euríbor más el diferencial), de modo que desembolsaría 565, 31 euros. Una subida de un cuarto de punto, del 0,25%, supondría un incremento hasta los 582,45 euros.

Es una subida de unos 17 euros mensuales, que a lo largo del año serían 204 euros. La subida dependerá del capital pendiente de amortización y del tiempo que le queda por pagar al hipotecado. A mayor cantidad pendiente, mayor será el incremento de cuota en la hipoteca.

Es una cantidad fácilmente asumible por la mayoría de los hipotecados, pero no hay que descuidar que se pueden producir más subidas a lo largo de los próximos años. De esta forma, si se llega a un tipo de interés del 5%, similar al que podrían pagar muchos hipotecados en 2008, la cuota del préstamo anterior se podría disparar hasta los 876,89 euros, con un incremento de más de 311 euros.

Todo depende de la evolución macroeconómica; pero, en todo caso, la subida nunca va a ser de un año para otro, sino progresiva. El Banco Central Europeo suele realizar movimientos de tipos de 0,25%, por lo que los incrementos en las hipotecas son suaves para la mayoría de los hipotecados.

Cómo asumir la subida de la hipoteca

Si todavía no se ha solicitado la hipoteca o se va a comprar una vivienda nueva, la hipoteca a tipo fijo puede ser una opción muy interesante en este momento para no asumir riesgos.

Otra opción muy recomendable es no contraer más obligaciones, como pequeños préstamos de consumo, que muchas veces no suponen una gran cantidad, apenas entre 50 y 100 euros. No obstante, si se produce la subida de la hipoteca, puede suponer que, para muchos usuarios, se complique la capacidad de pago para afrontar dichos pequeños préstamos.

Por último, no te olvides que otra alternativa viable para no tener que ajustar tu presupuesto es acudir a tu entidad y renegociar la hipoteca. De esta manera, conseguirás que los plazos mensuales sean acordes con el capital que ingresas, independientemente de la subida que se produzca en la cuota mensual. El objetivo es que no tengas que renunciar a nada.

En Blog BBVA | ¿Cuánto te costaría construir tu propia casa?
Imagen | Pexel

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons