12
Abr 17
Compartir

Usos de la tarjeta de crédito

En 2016 se produjo el punto de inflexión. Según los datos del Banco de España, por primera vez, los españoles pagaron más con tarjeta en las distintas tiendas (124.406 millones) que en efectivo (118.275 millones). Y es que la tarjeta de crédito se ha convertido en imprescindible en diferentes situaciones, como los siete ejemplos detallados a continuación.

1) Medio de financiación de desembolsos puntuales

En muchas ocasiones, necesitas algo de dinero para hacer un gasto o una pequeña inversión. Para eso te sirve la tarjeta de crédito, aunque también tienes otras alternativas, como el préstamo personal.

2) Complemento a la financiación de un préstamo

El préstamo puede ser la opción para financiar algunos de los desembolsos más importantes de tu vida, como es el caso, por ejemplo, del préstamo hipotecario con el que financias tu nueva casa o un préstamo personal para financiar unos estudios, un coche, una moto, una boda, etc.

Todos estos proyectos suelen tener gastos adicionales. Por ejemplo, te compras el piso, pero tienes que amueblarlo; celebras una boda, pero también una luna de miel; te compras tu moto nueva y quieres celebrarlo haciendo en ella tu primer gran viaje… Si esos gastos adicionales se elevan por encima de lo previsto, necesitarás un complemento para la financiación que obtuviste gracias al préstamo. La tarjeta de crédito puede ser una manera de obtener esa financiación complementaria.

3) Hace más sencillo llegar a fin de mes

Una tarjeta de crédito puede ser una buena herramienta para financiar ese pequeño imprevisto que te descuadra el mes. Con ella lo financias, lo pagas poco a poco y evitas tener que prescindir de otros gastos necesarios para llegar a final de mes.

Y aunque no tengas ningún imprevisto, también te puede hacer más sencillo llegar a esos últimos días previos al cobro de la nómina o pensión. Por ejemplo, con la Tarjeta Después BBVA, puedes retrasar los cargos de tu tarjeta hasta final de mes o, si lo prefieres, financiarlos para pagarlos poco a poco.

4) La tarjeta de crédito en el comercio electrónico

En el comercio electrónico, la tarjeta constituye el medio más cómodo y seguro de pago. Si, además, es de crédito, obtienes un buen complemento para tus compras online.

Una de las características más importantes del comercio electrónico es la agilidad. Puedes disponer rápida y cómodamente de los datos necesarios para efectuar la compra del bien o la contratación del servicio. Realizar el encargo es un proceso que consume poco tiempo y los envíos se realizan cada vez con mayor celeridad. Disponer de una tarjeta de crédito añade mayor agilidad al comercio electrónico. Si necesitas financiación, te la aporta al instante.

5) Que no se te escape una buena oportunidad de compra

Cuando las circunstancias encajan, no debes perder una buena oportunidad. Si el precio, las características que necesitas y la ocasión son las adecuadas, no deberías dejar pasar la ocasión por no poder pagarlo en ese momento.

Ten en cuenta que hay oportunidades que pueden mantenerse durante meses, pero otras que solamente pueden aprovecharse durante algunos días, incluso pocas horas. En estos casos, la inmediatez de la financiación con tarjeta de crédito es un gran aliado.

6) El pago con amigos

Cuando compartes habitualmente gastos con amigos, la tarjeta de crédito es una alternativa a crear previamente un fondo común con el que pagar esos gastos. Ese puede ser el caso cuando con regularidad compartís, por ejemplo, comidas, viajes, los gastos de vuestro pequeño club, alguna afición, etc.

La tarjeta de crédito permite ganar un tiempo hasta que todos ponen su parte (siempre hay alguno un poco más perezoso o atareado que tarda algo más). De este modo, quien se responsabiliza de los pagos no tiene que adelantarlos siempre de su bolsillo. Los vais pagando poco a poco. Y, gracias a la tarjeta, tendréis documentados los gastos.

7) Usa la tarjeta para obtener descuentos y ventajas

Con frecuencia, a las tarjetas de crédito se las asocian promociones que permiten adquirir un bien o servicio en condiciones favorables. La tarjeta Repsol más Visa Crédito BBVA es un ejemplo de ello, al ofrecerte un descuento de hasta 7 céntimos por litro. Los descuentos en el cine por tener una tarjeta de BBVA son otro buen ejemplo.

Sea como sea la forma en la que pretendas usar la tarjeta, en BBVA tenemos una tarjeta de crédito adecuada a tus necesidades. Entra en bbva.es e infórmate.

Imagen|iStock.com/Antonio_Diaz

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons