09
nov 16
Compartir

Salón de una casa con una hipoteca del 100% del valor de tasación

Cuando valoras la compra y financiación de tu casa, una de las primeras dudas que surgen es cuánto debes pedir de hipoteca. Para ello tendrás que hacer tus cálculos, que serán más rápidos y sencillos con el simulador de hipotecas de BBVA.

La financiación que puedes obtener estará ligada al valor de tasación de tu vivienda. Cuanto más vale una vivienda, mayor financiación se puede obtener por ella. Pero contratar una hipoteca del 100% del valor de tasación puede que no sea una opción acertada. Éstas son algunas de las principales razones.

Las cuotas mensuales serán más elevadas

Una hipoteca es una herramienta al servicio de tus sueños y proyectos vitales. Te permite obtener dinero para comprarte una casa, pero también se puede emplear para financiar otros proyectos; por ejemplo, montar un negocio o ayudar a un familiar en sus propios proyectos.

Las cuotas mensuales son la medida del sacrificio que todo proyecto requiere. Tendrás que devolver el dinero prestado, con unos intereses. Y deberás valorar si ese sacrificio te va a compensar. Cuanto mayores sean las cuotas, más renuncias tendrás que realizar en otros ámbitos de la vida. Con una hipoteca del 100% del valor de tasación tendrías que hacer algunos sacrificios.

Apretarse un poco el cinturón puede ser sencillo, ya que supone desprenderse de aquellos gastos menos necesarios de tu presupuesto. Pero, si se aprieta mucho, se deberá comenzar a renunciar a gastos cada vez más necesarios.

Es posible que, reduciendo un poco la financiación de tu proyecto, siga siendo perfectamente viable. Por ejemplo, puedes comparte el mismo piso, pero gastar algo menos en amueblarlo y decorarlo. Puedes comprar una vivienda semejante, pero ligeramente más pequeña. O, por poner solamente otro ejemplo, puedes buscar alguna zona con características semejantes, pero un poco más barata.

Ahora, además, es mucho más sencillo realizar los cálculos de cuánto podría valer cada vivienda alternativa que te plantees, gracias a BBVA Valora.

Si la hipoteca es a tipo variable, se sufren más las subidas de tipos de interés

El pago de intereses de una hipoteca depende de la cantidad prestada y del tipo de interés. Por eso, las alteraciones que pueda sufrir tu cuota en el caso de que tengas contratada una hipoteca a tipo variable dependerán de la evolución de los tipos de interés.

Asimismo, la influencia de una subida de tipos de interés en las cuotas de tu hipoteca depende del valor de la hipoteca, si la hipoteca es a tipo variable.

Este problema no se da en las hipotecas a tipo fijo, en las que pagas las mismas cuotas con independencia de la evolución del euríbor. Pero, si te decides por una hipoteca a tipo variable, debes tener en cuenta que una más elevada también puede sufrir más alteraciones en los pagos.

Una hipoteca del 100% del valor de tasación te expone más ante bajadas del precio de la vivienda

En muchas ocasiones se hace necesario desprenderse de la vivienda. Por ejemplo, en caso de mudanza por marcharte a vivir a otra localidad, porque la vivienda que has comprado ya no se ajusta a tus necesidades como cuando la compraste o porque tus circunstancias económicas han cambiado y consideres mejor trasladarte a vivir a una vivienda más barata.

Durante los primeros años de vida de tu hipoteca, los intereses son más elevados, porque se aplican sobre un saldo vivo más elevado. Por lo tanto, al principio, amortizarás menos que al final del período durante el que pagues ese préstamo. Y por eso el saldo vivo de tu hipoteca, al principio, desciende relativamente más despacio de lo que lo hará al final.

Puede darse el caso de que se produzca una bajada del valor de tu casa en los primeros años y que sea de mayor entidad que la reducción del saldo vivo de tu hipoteca. En ese caso, con una hipoteca del 100% del valor de tasación, es más probable que pueda darse la circunstancia de que te quedase por pagar más hipoteca de lo que obtendrías por la venta de tu vivienda. La razón es que no dispones del “colchón” que supone tener ahorrado una parte del valor de la vivienda.

Disponer de unos ahorros suficientes como para financiar una parte de tu vivienda y encontrar el inmueble de valor adecuado para tus necesidades son dos buenos puntos de partida para contratar una hipoteca. Y recuerda que ahora es más fácil realizar todos esos cálculos con BBVA Valora y el simulador de hipotecas de BBVA.

Imagen| iStock.com/KatarzynaBialasiewicz


Las publicaciones del Blog de BBVA España son fruto de la actualidad financiera en general y del banco en particular. Es posible que algunos contenidos no recientes contengan información no actualizada, por ello revisa siempre la fecha de publicación;; si tienes cualquier duda o consulta contacta con nosotros a través de los comentarios del post o escribiendo a BBVA Responde:infobbvaresponde@bbva.com.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree

BBVA 2012     Licencia de Creative Commons